Cotizaciones bolsa

El Ibex ignora la investidura de Rajoy y se deja llevar por las tensiones en EEUU

La celebración de la reunión de política monetaria de la Fed acapara la atención de los mercados y el Ibex 35 cerró con una caída del 0,6%, hasta 9.150 puntos, arrastrado por las preocupaciones sobre el resurgir de Trump.

Mariano Rajoy junto con su portavoz, Rafael Hernando (i) y su jefe de gabinete, Jorge Moragas.

Mariano Rajoy junto con su portavoz, Rafael Hernando (i) y su jefe de gabinete, Jorge Moragas. Efe

  1. Cotizaciones bolsa
  2. IBEX 35
  3. Prima de riesgo
  4. Deuda pública
  5. Investidura
  6. Mariano Rajoy Brey

El Ibex 35, la referencia de la Bolsa española, cedió este lunes un 0,6%, hasta 9.150 puntos, en la primera jornada bursátil con la certeza de que habrá nuevo gobierno en España después de casi un año con el Ejecutivo en funciones. La investidura de Mariano Rajoy el pasado sábado da alas a la formación inminente de un nuevo equipo de ministros y la reactivación de la actividad ejecutiva. El próximo jueves se preve que se conozca la nueva alineación de ministerios y sus titulares.

Pero el mercado está pendiente del banco central de EEUU. La Reserva Federal (Fed) se reúne este martes y miércoles para adoptar una nueva decisión en materia de tipos de interés. No se preven cambios, pero sí pistas sobre lo que sucederá en diciembre. Esta reunión está marcando el ánimo inversor, que comienza a descontar una subida del precio del dinero en los próximos meses. También está pesando el escándalo de los emails clasificados de Hillary Clinton que se conoció el pasado viernes y que puede redefinir el rumbo del voto en las elecciones del próximo 8 de noviembre, cita en la que se enfrenta al polémico Donald Trump.

El Ibex 35 ha recortado un 0,63% en la sesión de este lunes, lo que ha llevado al selectivo a situarse en los 9.143,3 puntos y a acumular una subida del 4,14% en octubre. El índice ha encadenado así cuatro meses al alza y cierra su segundo mejor mes del año. En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocaba en 104,7 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,215%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,0959 dólares.

Cellnex se ha erigido como el peor valor de la jornada con una caída del 2,63%, hasta los 14,96 euros, seguido de Viscofan (-2,42%) y Bankia (-1,71%). Repsol, que ha cedido un 1,58%, y Dia (-1,29%) han completado los cinco primeros puestos del ranking de pérdidas. Popular, que tampoco ha conseguido mantener el tipo, ha perdido el euro por acción (0,999 euros) hasta niveles de 1990, después de presentar resultados el pasado viernes y asumir que comunicará pérdidas al cierre del ejercicio.

Por el contrario, ArcelorMittal ha liderado los avances con un repunte del 0,78%, seguido de Abertis (+0,7%), Mapfre (+0,25%), Telefónica (+0,23%) y Meliá (+0,17%). Salvo Telefónica, el resto de los grandes valores se han teñido de rojo, con Repsol a la cabeza, empujado por el descenso del crudo. Santander ha caído un 0,9%, Inditex un 0,5%, Iberdrola un 0,27%, BBVA un 0,18% y Endesa un 0,1%

La deuda, tranquila

Por su parte, el mercado de deuda apenas presenta movimientos en una jornada semifestiva en los mercados por Halloween. El diferencial entre el interés exigido en los mercados secundarios a la deuda española con vencimiento a diez con respecto a la italiana se ampliaba este lunes hasta su mayor distancia favorable a España desde febrero de 2012, después de la investidura este sábado de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno español, mientras en el país transalpino crece la incertidumbre sobre el resultado del referéndum constitucional del próximo 4 de diciembre.

En concreto, la rentabilidad del bono español a diez años se situaba este lunes en el 1,255%, su nivel más alto desde finales del pasado mes de junio, coincidiendo con la celebración de las elecciones generales en España el 26 de junio y la victoria del 'Brexit' en el referéndum británico sobre la UE.

Por su parte, el interés exigido a los bonos italianos con vencimiento a diez años escalaba hasta el 1,665%, el más elevado desde febrero de 2016. De este modo, el diferencial favorable a la deuda española se ampliaba hasta los 41 puntos básicos, la mayor brecha favorable a España desde febrero de 2012, una distancia que contrasta con la práctica igualdad registrada a mediados del pasado mes de julio.

De hecho, el pasado 27 de junio, tras conocerse el resultado de las segundas elecciones generales en España en menos de siete meses, el diferencial entre ambas referencias era favorable a Italia en casi diez puntos básicos, mientras que el 21 de diciembre de 2015, tras los primeros comicios en España, la distancia entre la rentabilidad de los bonos a diez años de ambos países era favorable a Italia en 21 puntos básicos.