Bancos centrales

El Banco de Inglaterra reacciona al golpe del 'brexit': baja tipos al 0,25% y lanza nuevos estímulos

El banco central británico amplía su programa de adquisición de activos de 375.000 a 435.000 millones de libras y sigue los pasos del BCE: recomprará bonos de empresas privadas por 10.000 millones.

Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra.

Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra. Agencia EFE

  1. Bancos centrales
  2. Banco de Inglaterra
  3. Brexit
  4. Tipos de interés

El Comité de Política Monetaria votó de forma mayoritaria la decisión de bajar los tipos de interés a un nuevo mínimo histórico, desde el 0,5% al 0,25%. En concreto, nueve miembros del Banco de Inglaterra votaron a favor de la decisión, según informó la autoridad monetaria en un comunicado.

De esta manera, Reino Unido pone fin a siete años de estabilidad en su tipo de interés de referencia, que permanecía en el 0,5% desde marzo de 2009. Los inversores reclamaban nuevas medidas para amortiguar los efectos derivados del 'brexit', pero a mediados del mes pasado, el banco central evitó mover los tipos.

Tipos de interés británicos.

Tipos de interés británicos.

El Banco de Inglaterra lanzará además nuevos estímulos monetarios. En concreto, amplía su programa de recompra de deuda pública en 60.000 millones de libras, de 375.000 a 435.000 millones (unos 517.000 millones de euros). De este modo, el pack de estímulo monetario ya supera el medio billón.

Reino Unido también emprende, en línea con el Banco Central Europeo (BCE), la compra de bonos emitidos por empresas privadas por un importe de hasta 10.000 millones. "Este paquete contiene una serie de elementos que se refuerzan mutuamente, aunque todavía hay margen para nuevas medidas", dijo

Golpe del 'brexit': inflación y desempleo

"Tras el voto del Reino Unido a abandonar la Unión Europea, la divisa ha caído y las perspectivas de crecimiento a corto y medio plazo se ha debilitado notablemente. La caída de la libra esterlina es probable que empuje hacia arriba en la inflación del IPC en el corto plazo", advierte el banco central. En este sentido, la institución prevé que se acelere por encima del 2% a corto plazo, que es el objetivo de inflación, y espera un "eventual aumento del desempleo", debido a la pérdida de confianza empresarial y los movimientos de empresas derivados de la futura salida de Reino Unido de la UE.

Las nuevas medidas anunciadas por el gobernador Carney se unen a otra adoptadas en el último mes, como la decisión de reducir temporalmente al 0% desde el 0,5% actual la exigencia de un colchón de capital contracíclico para los bancos de Reino Unido, con el objetivo de liberar capital de las entidades y elevar su capacidad para conceder préstamos.

Según las estimaciones del banco central, la medida, que se mantendrá en vigor "al menos hasta junio de 2017", reducirá las exigencias regulatorias de capital a la banca en 5.700 millones de libras esterlinas (6,730 millones de euros), lo que incrementará hasta en 150.00 millones de libras (177.000 millones de euros) la capacidad de conceder crédito de las entidades.

A las pocas horas de conocerse el resultado del referéndum el pasado 24 de junio, el Banco de Inglaterra anunció una línea especial de liquidez para los bancos británicos de 250.000 millones de libras que se unen los 600.000 millones de posición de liquidez que acumulan los bancos. El objetivo era evitar el colapso de las entidades en caso de que se produjese una retirada masiva de fondos por parte de los clientes de los bancos en caso de pánico.