Banco Popular

El Popular se desploma un 26,5% en bolsa y arrastra al resto de bancos españoles

La ampliación de capital por 2.505 millones de euros cae directamente sobre los hombros de los accionistas. Sabadell, CaixaBank y Bankia pierden en torno a un 5%.

Sede del Banco Popular

Sede del Banco Popular Reuters

  1. Banco Popular
  2. Ángel Ron
  3. Ampliaciones de capital
  4. Cotizaciones bolsa
  5. Banca
  6. Crisis financieras
  7. CaixaBank La Caixa
  8. Banco Sabadell

Las acciones del Banco Popular se desplomaron un 26,5% al cierre de la sesión del jueves después de que la entidad anunciara una gran ampliación de capital con la que pretende captar hasta 2.505 millones de euros. De este modo, el precio de sus títulos cae por debajo de los 2 euros por primera vez desde los primeros meses de cotización del banco, al inicio de los noventa.

El precio de las nuevas acciones será de 1,25 euros, esto es, un 46% por debajo del precio marcado por sus títulos al cierre de la sesión anterior. Esto significa que sus acciones todavía pueden desplomarse todavía más.

El sector financiero está atravesando momentos muy complicados por la baja rentabilidad del sector. Los tipos negativos están presionando los márgenes hasta tal punto que muchas de sus operaciones han dejado de ser rentables. En este contexto de dificultad, llega esta gran ampliación de capital del Popular que, si bien era el banco sobre el que los analistas dudaban más, también es cierto que genera dudas en todo el sector sobre el nivel de capitalización.

Esta situación provoca un efecto arrastre en el resto de bancos españoles, que sufren todos importantes pérdidas en bolsa y que arrastran al Ibex a caer más de medio punto en un día en el que la mayor parte de los índices europeos están en positivo. El otro que no se salva de las pérdidas es el Mib italiano, donde también se está sintiendo el contagio del Popular debido a su endeble sector financiero.

En España, Sabadell fue el más castigado, con pérdidas que alcanzaron el 5%. CaixaBank y Bankia perdieron un 4,3% y un 2,3%, respectivamente. Por detrás vienen los bancos más sólidos: Santander y BBVA registraron caídas del 1,8% y 0,8%, mientras que Bankinter terminó en positivo, con un alza del 0,78%.