IBEX 35

El Ibex cae hoy un 1,5% y sufre el peor inicio de año de su historia

El selectivo modera su caída en el cierre y consigue salvar los 9.000 puntos, lo que no evita que sea su peor arranque de año con una caída del 5% en cuatro sesiones

Bolsa de Madrid

Bolsa de Madrid Efe

  1. IBEX 35
  2. Bolsa
  3. China
  4. Crisis bursátil
  5. Cotizaciones bolsa

Malos augurios para la bolsa en el inicio del año, los peores de la historia para el Ibex. El selectivo español cae más de un 5% en las cuatro primeras sesiones del año, lo que supone el peor arranque de un año de toda su historia.

El selectivo rebotó por la tarde desde los mínimos del día después de que China decidiese eliminar la norma del 'cortocircuito' que aprobó el lunes. El regulador del mercado se reunió de emergencia para buscar soluciones al desplome de su bolsa y decidió eliminar esta norma. Bajo esta regulación se cerraba automáticamente la sesión bursátil cuando uno de los grandes índices caía más de un 7%, una auténtica locura tratándose de una bolsa tan volátil como la del país.

Hasta ahora, el peor inicio de año había sido el del año 2000, en pleno pinchazo de la burbuja puntocom. Ese año el selectivo se dejó un 4,63%, lejos del 6% que pierde este año. Otros ejercicios en los que el Ibex empezó con mal pie fue el de 2015, cuando perdió un 3,78% afectado por la crisis griega y el de 2008, en el que se dejó un 3,39% antes del estallido de Lehman Brothers.

El temor al colapso de China y de otros países emergentes de Latinoamércia es el culpable esta vez del mal inicio del año. El Banco Mundial alertó ayer que los emergentes “afectarán notablemente al crecimiento mundial en 2016”. El gurú George Soros advierte que el inicio del año le recuerda al crash de Lehman Brothers. “China tiene un gran problema” y advierte: “Cuando miro a los mercados financieros veo un serio problema que me recuerda a la crisis que tuvimos en 2008”.

Un mal presagio

Este es un presagio muy malo para el selectivo español, ya que el inicio del año acostumbra a marcar el resto del ejercicio. Desde 2006 hasta 2015 el Ibex acabó el año con el mismo signo con el que empezó, con la única excepción de 2010, que empezó subiendo un 1,9% ante la esperanza del final de la crisis y acabó cayendo un 17,5% en todo el año ante un nuevo brote de los problemas económicos.

Esta proporción también se extiende en los plazos más largos: desde 1996 sólo cuatro años el Ibex cerró con un signo diferente al que inició el año: en 2010, 2005, 2002 y 2001. Malos augurios, por tanto, para el selectivo español en un año que estará marcado por la crisis de los países emergentes.

Este mal inicio de año lleva al Ibex a perder casi 500 puntos en estas cuatro sesiones. 2015 acabó con el índice cerca de los 9.550 puntos y hoy ha conseguido salvar los 9.000 puntos. Y las cifras podrían ser peores, ya que en el inicio de la sesión llegó a caer por debajo de los 8.900 puntos. De esta forma, el Ibex cotiza en su nivel más bajo en casi dos años y medio, desde septiembre de 2013.

Todos en rojo

Gamesa es la única compañía del Ibex que consige esquivar las caídas en el inicio del año. El resto, todos los valores están en negativo. Ni siquiera los valores más defensivos como son las utilities energéticas, escapan de las ventas: Enagás, Endesa e Iberdrola han caído un 0,6%, 1,3% y un 1,5%, respectivamente en las cuatro primeras sesiones del ejercicio.

Entre los valores más perjudicados se encuentran los bancos, con el Popular a la cabeza, que se ha dejado casi un 10%, seguido del Santander, con un 9% y CaixaBank, que pierde un 7%. Las noticias también son muy malas para las empresas de materias primas ante el temido colapso de China y los emergentes. Es el caso de ArcelorMittal, la segunda peor compañía del Ibex, que cede casi un 10%, o de Repsol que se deja casi un 8%.