bolsas

Los malos augurios de enero: el Ibex 35 cae a mínimos desde septiembre de 2013

La conjunción de tensión geopolítica, flojos datos económicos y 'crash' petrolero tumba a las bolsas en el arranque de 2016.

Tras dos año al alza, el Ibex bajó en 2015.

Tras dos año al alza, el Ibex bajó en 2015. Istock

  1. IBEX 35
  2. Bolsa
  3. China
  4. Petróleo
  5. Crisis bursátil
  6. Brent

Terminó mal el 2015 (primer año bajista desde 2012) y comienza peor el 2016. El llamado 'efecto enero' -teoría por la cual los primeros día de cotización del ejercicio predicen el resultado del conjunto del año- ya aventura que no será un año de bienes si se cumple este indicador.

La caída del Ibex 35 en estas tres sesiones asciende al 3,6%, cifra algo inferior a la del mismo periodo de 2015 (-3,9%) y similar al inicio de 2008 (-3,5%) o 2000 (-3,3%) En estos casos, los descensos acumulados anuales ascendieron al -7,15%, -33% y -6,2%, respectivamente. No obstante, este efecto enero no siempre se cumple en la Bolsa española.

El Ibex, en mínimos de 27 meses.

El Ibex, en mínimos de 27 meses.

Carbón por Reyes

El Ibex 35, la referencia de la Bolsa española, cerró el Día de Reyes con una caída del 1,5%, hasta 9.160 puntos, su nivel más bajo desde septiembre de 2013. Los grandes valores se situaron entre los principales lastres para el indicador, amedrentado por la inestabilidad de la economía china -cuya divisa sigue depreciándose- o el incremento de la tensión geopolítica en Oriente Medio y Corea del Norte, que hoy detonó una bomba, presuntamente de hidrógeno, que puso en alerta a medio planeta.

A la cabeza Santander, que perdió un 3,4% y se aproxima a su soporte de 4 euros, que actuó como freno a sus caídas tanto en julio de 2012 (actuación del BCE) y marzo de 2009 (mínimos de la crisis financiera post-Lehman). La petrolera Repsol bajó un 3,5%, hasta 9,6 euros, su cotización más baja desde diciembre de 1996.

No se libró de los descensos BBVA, que perdió este miércoles un 2,3%. Telefónica, Iberdrola e Inditex vivieron caídas inferiores al punto porcentual. Las siderúrgicas Acerinox y Arcelor lideraron los descensos del índice en términos absolutos, con desplomes que fueron del 4,5% al 6,5%.

Crash petrolero y China

Otro de los factores bajistas de la jornada es el comportamiento de los precios del petróleo, que afectan de manera directa a las cotización de las petroleras, con gran peso en los índices. El barril Brent de referencia en Europa bajó  un 5% en el Día de Reyes y se desliza por debajo de los 35 dólares por barril, un nivel no visto desde junio de 2004.

El precio del crudo, en mínimos de once años.

El precio del crudo, en mínimos de once años.

Por otro lado, los inversores volvieron a ponerse nerviosos con los movimientos registrados en China, donde las autoridades están intentando controlar la caída de sus bolsas a golpe de prohibición y suspensión de cotización. El Banco Popular de China (PBoC) decidió devaluar un poco más su divisa, el yuan, con lo que provocó el mayor descenso de su divisa desde la intervención de agosto. La entidad fijó el tipo de cambio central contra el dólar en 6,5314 yuanes, lo que supone un descenso del 0,22% respecto al día anterior y su nivel más bajo en cinco años. El banco central del país sigue dando pasos hacia la libre flotación de su divisa, por lo que está permitiendo una paulatina depreciación de la moneda que tendrá implicaciones en la economía mundial, ya que hará más competitivas las exportaciones del país.

Los datos económicos del día en China y Europa no han ayudado a las bolsas. La sesión empezaba esta madrugada con un fuerte descenso del PMI compuesto de China, que en diciembre volvió a caer a terreno contractivo en diciembre al bajar hasta 49,4 (por debajo de 50 indica contracción). Este indicador adelantado apunta a un final de año complicado para la economía del gigante asiático y anticipa que en 2016 China será una de las malas noticias económicas para el mundo.

En Europa, los datos del PMI no dejaron mejores noticias. En España, tanto el PMI servicios como el compuesto anticipan un descenso en el ritmo de crecimiento de la economía. La situación es más complicada en Francia, donde los datos de la encuesta a gestores adelantan una posible contracción de su economía. El PMI servicios de diciembre cayó inesperadamente por debajo de 50, hasta 49,8.

En todo este 'erial' de cifras macroeconómicas pobres, la única esperanza vuelve a venir de EEUU. Los datos de empleo del sector privado que publica ADP correspondientes a diciembre muestran la solidez de la economía del país. A lo largo del mes se crearon 257.000 nuevos puestos de trabajo, un dato que sorprendió a los analistas. Desde diciembre del año pasado no se había visto un mes tan bueno para el empleo en EEUU.

Además, los datos del PMI servicios y compuesto de diciembre vinieron a rematar la buena jornada de cifras 'macro' en el país, con un avance hasta 54,3 y 54,0 respectivamente. Sin embargo, todos estos buenos números no fueron suficientes para que las bolsas vencieran la tendencia bajista que venía desde Europa y Asia. Los grandes índices de Wall Street caen algo más de un 1%, con lo que rompen los mínimos de diciembre.