BOLSA

Los inversores bajistas se juntan con 460 millones a la puerta del súper DIA

Más del 12,5% del capital de la empresa está en posición corta, esto es, espera una caída de la acción de los supermercados.

Exterior de una tienda Dia.

Exterior de una tienda Dia.

  1. DIA
  2. Supermercados
  3. Comercio
  4. Distribución
  5. Bolsa
  6. CNMV
  7. IBEX 35

Se ceban con las empresas que tienen problemas o en las que se intuye que puede haberlos. Son los inversores que ganan dinero con la caída de las cotizaciones en bolsa y, desde 2010, la CNMV obliga a que comuniquen su presencia a los fondos de cobertura (hedge funds) que hayan alcanzado un 0,5% del capital. El supervisor es especialmente vigilante con lo que sucede en los bancos, después de los episodios de ataque que sufrieron entre 2007 y 2008 por parte de grupos de fondos organizados.

Desde hace cinco años, la CNMV recoge puntualmente cada movimiento de los bajistas y, en la última semana, se han producido varios de gran calado en la bolsa española. La compañía más afectada es el grupo DIA, la segunda mayor cadena de supermercados de España, sólo por detrás de Mercadona. Un grupo de fondos han acudido en manada a su capital esperando que pase algo malo en su cotización y ha logrado reunir al 12,5% de su capital, valorado en 460 millones de euros.

DIA encabeza la lista de los 10 valores con más posiciones cortas -cuya operativa básica consiste en pedir prestada acciones, venderlas y recomprarlas a un precio más barato antes de devolverlas-. Su gran diferencia con respecto a las grandes compañías del Ibex 35 es que no tiene ningún accionista institucional y estable que se conozca. Son más ruidosos y famosos los institucionales bajistas.

Los Dalton, Miura, Blackrock... 

Entre ellos destaca Marshall Wace, uno de los grandes hedge fund de Londres y habitual de la Bolsa española. Aparecen firmas globales como Blackrock o UBS -cuya presencia emerger por su labor como custodios de clientes más pequeños-. Destaca Dalton Capital, otro vehículo en posición bajista cuyo nombre no dejará indiferente a los aficionados al comic, así como Miura Global, liderado por Pasco Alfaro y uno de los fondos satélite surgido de la escuela de gestores de Julian Robertson.

Sí tiene institucionales, aunque tampoco le sirve de mucho, Meliá Hoteles. La cotización de la empresa balear de la familia Escarrer tiene en su contra a algunos de los más poderosos fondos de inversión del mundo, como Citadel, Bluemountain o GLG (MAN Group). Acumulan un 12% de la hotelera, valorado en 296 millones.

También se ha visto bajo el cerco por los bajistas la familia Lladó, principal accionista de Técnicas Reunidas. Los inversores prácticamente han duplicado su inversión desde el pasado mes de septiembre, conforme la cotización del petróleo prosigue su senda bajista y algunos países -también grandes petroleras- han congelado las inversiones en nuevas plantas de refino o en yacimientos de oro negro.

¿A qué esperan?

Por detrás de este particular podium de empresas se sitúa Indra (10,9%). La compañía de defensa ha sido durante el último año y medio el valor favorito de los bajistas, pero después de la reestructuración y el saneamiento de sus cuentas, los 'hedge funds' se han ido retirando paulatinamente. Lo mismo ha sucedido con Abengoa, inmersa en una inacabable crisis y en varias ampliaciones de capital, hasta que hace dos semanas se gestó el rescate con Gestamp.

En estos dos últimos casos, el incremento de las posiciones cortas se ha adelantado varias veces al estallido de episodios de fuerte incertidumbre sobre el futuro de Indra y Abengoa. Es lo que esperan los bajistas, que bajen las cotizaciones y puedan recomprar los títulos para devolvérselos a su dueño original. Para muchos, la presencia de bajistas transmite otro tipo de señal: hay inversores con la necesidad de comprar paquetes de acciones para deshacer su inversión. El mundo al revés.

Junto a DIA, Meliá, Técnicas Reunidas, Indra, otra de las empresas sobre las que han puesto su ojo este tipo de inversores es la propia Bolsa. BME, el gestor de los mercados españoles, tiene el 8,9% del capital esperando a que caiga. Acerinox, Popular, Abengoa, Sacyr y FCC completan el top 10 de las acciones con mayores posiciones cortas. Sólo estas acciones valen en mercado 2.236 millones de euros.