Atentados de París

El mercado resiste tras a los atentados terroristas en Francia

Las bolsas registran una fortaleza inesperada después de los atentados del 13-N y pese a conocer que Japón ha entrado en recesión

Imagen de la Bolsa de París

Imagen de la Bolsa de París Reuters

Los mercados encaran hoy un día complicado después de los atentados de París: los inversores arrastran todo el dolor de la tragedia de París pero con la obligación de volver a la normalidad. Los grandes atentados de los últimos 15 años tuvieron impacto en los mercados, pero tanto su intensidad como su duración ha ido descendiendo paulatinamente, como informó El ESPAÑOL este sábado.

Arranque bajista

Cuando se produjeron los ataques simultáneos en Francia, en la noche del viernes, el mercado europeo llevaba horas cerrado y el estadounidense enfilaba su recta final de cotizaciones, por lo que los inversores no pudieron poner precio a la nueva incertidumbre. Tuvieron que esperar más de 48 horas para operar en mercados, tiempo suficiente para haber puesto de los nervios a los ahorradores.

La apertura fue complicada, como no podía ser de otra manera, con un arranque bajista en todas las bolsas europeas. Los números rojos se imponían, pero en ningún caso hubo un desplome generalizado, sólo algunos sectores sufrieron una corrección severa, especialmente hoteleras, aerolíneas y empresas de transporte de pasajeros. La apertura de los mercados asiáticos tampoco ayudó, ya que esta madrugada se conoció que Japón volvió a caer en recesión en el tercer trimestre del año.

Cierre positivo

Pero no habían pasado ni dos horas desde la apertura del mercado europeo cuando las bolsas ya empezaron a cambiar el rojo por el verde. Primero fue Londres y después le siguió el resto del continente. Al cierre, el Cac 40 de la Bolsa de París cedió un leve 0,25%. “¿Cuál será el impacto en los mercados? Limitado y negativo, pero a corto plazo”, indica José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España. "Vemos una reacción limitada de los activos de riesgo después de la sesión asiática", indica el equipo de análisis de Barclays.

.

.

La remontada del mercado viene liderada por las empresas de recursos básicos, que suben apoyadas por las dudas sobre el comercio mundial de materias primas. Las petroleras viven hoy ganancias generalizadas, con subidas que superan del 1% en el caso de Total y del 2% en el de Repsol. También avanzan las grandes acereras, salvo ArcelorMittal, que cayó ligeramente (-0,7%) después de llegar a avanzar un 3%. La española Acerinox también se apunta a las ganancias con un avance del 0,5%.

Las pérdidas se centran principalmente en los sectores relacionados con el transporte de personas y el turismo. Entre las grandes firmas francesas, la más castigada es Air France, que se deja un 6,5%. También atraviesa un día complicado Accor, la gran hotelera francesa, que perdió un 4,7% en su peor sesión en casi dos años. Por detrás se sitúan las dos grandes firmas de lujo francesas, Louis Vuitton y Keiring, que bajan en torno al 1,18%.

Empresas de armamento

Uno de los activos preferidos de los inversores ante los escenarios de incertidumbre es el oro. El arranque de la sesión europea fue muy positivo para el metal, que llegó a subir casi un 2% en la que iba camino de ser su mejor sesión en un mes y medio hasta aproximarse a los 1.100 dólares por onza troy (unos 31 gramos). Sin embargo, a lo largo del día ha perdido fuerza y su avance se queda en el entorno del 0,3%.

Los inversores que buscaron en los primeros minutos de cotización proteger su dinero en la deuda refugio, principalmente alemana y francesa, giraron a media sesión hacia la bolsa, deshaciendo sus posiciones en renta fija. 

El nuevo escenario que se abre en Oriente Medio genera serias dudas sobre el futuro de los grandes países exportadores de petróleo de la región, lo que afecta hoy a las cotizaciones del crudo. El barril de Brent, de referencia en Europa, llegó a avanzar casi un 3% en la apertura de los mercados del Viejo Continente, pero por la tarde terminó con descensos del 0,4%, en torno a los 43 dólares.

Tras los atentados del 13-N, Francia comenzó en la noche del domingo los bombardeos sobre posiciones del Estado Islámico en Siria. Las expectativas de que se extienda el conflicto en la región provocan un aumento de las cotizaciones de las principales empresas de armamento en Wall Street. General Dynamics, que produce tanques, sube un 0,6%, mientras que los fabricantes de misiles y aviones de combate BAE Systems, Northop Grunman y Lockheed Martin escalan un 2,5%.