Gasto público

El Gobierno considera cambiar la regla de gasto para dar más presupuesto a los ayuntamientos

Montoro anuncia que abordará en los primeros meses de 2017 la actualización de la norma para adecuarla al superávit que tienen actualmente las corporaciones.

Manuela Carmena y Cristóbal Montoro.

Manuela Carmena y Cristóbal Montoro. Efe

  1. Gasto público
  2. Ayuntamientos
  3. Cristóbal Montoro
  4. Ministerio de Hacienda
  5. Déficit público
  6. Crisis de deuda europea

El Gobierno trabajará durante los primeros meses de 2017 en una modificación de la regla de gasto para "ir acomodando el contenido de esa norma a la nueva situación de las Administraciones Públicas". Esta nueva situación de los ayuntamientos es que cerrarán este año en superávit y, en conjunto, tienen ahorrados más de 17.000 millones de euros.

No pueden gastar este dinero porque sus presupuestos están topados por la aplicación de la regla de gasto, norma que limita el incremento del gasto público al crecimiento potencial de la economía para evitar desequilibrios financieros en las cuentas de los consistorios. Los ayuntamientos han pedido al ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, que se modifique esta norma para que puedan gastar más y así utilizar sus recursos para apoyar la recuperación. El mensaje que han recibido desde el Ministerio es positivo, ya que estudiará cómo cambiar la interpretación de esta norma.

Montoro se ha reunido hoy con los ayuntamientos y las provincias en la Comisión Nacional de la Administración Local (CNAL) en un encuentro que inicia el camino hacia la aprobación de los Presupuestos de 2017. En esta reunión ha afirmado que en los próximos meses estudiará una "actualización de la regla de gasto" con el objetivo de "responder a la demanda del superávit que existe hoy".

El ministro ha informado que el cambio en la interpretación de la regla de gasto se está realizando también a nivel europeo: "Se abordará en el proximo Ecofin", ha señalado, lo que sentará las bases de la reforma de la regla de gasto en España. Para modificar esta norma hay que cambiar la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Estabilidad Financiera, una ley que aprobó el Gobierno por mandato de Europa y que perseguía generar un camino de sostenibilidad presupuestaria de las distintas administraciones.

Ahora que la situación económica vuelve a ser favorable, las instituciones europeas y el propio Gobierno ya están estudiando cómo cambiar estas normas para elevar el gasto público aprovechando los ingresos cíclicos. De hecho, Montoro ha felicitado a los ayuntamientos por "la gestión responsable" que han hecho durante la crisis que han permitido "alcanzar cuatro años de superávit", ha informado en la rueda de prensa posterior a la reunión.

Montoro ha informado a las entidades locales que para 2017 volverán a tener un objetivo de déficit cero. De hecho, confía en que puedan seguir reduciendo su deuda pública. El objetivo para 2016 es que cierren el año con un endeudamiento del 3,1% del PIB y que en los tres años siguientes vayan recortando una décima de deuda hasta acabar 2019 en el 2,7%.

No subir impuestos

Montoro ha reconocido en la rueda de prensa posterior a la reunión que el Gobierno necesitará incrementar la recaudación en 2017 para cumplir con los objetivos de déficit pactados con Bruselas.

"Necesitamos recaudar más", ha explicado Montoro, "pero lo haremos de la manera más neutra posible". De esta forma ha rechazado subir los impuestos a los hogares, esto es, no se tocará el IVA ni el IRPF. Lo que sí tocará el Gobierno son los impuestos especiales, esto es, la tributación sobre el alcohol, el tabaco y los hidrocarburos. También estudia presentar el viernes en el Consejo de Ministros introducir un impuesto a las bebidas azucaradas.