Amnistía fiscal

Hacienda notificará a quienes se acogieron a la amnistía fiscal que su declaración no prescribe

El Gobierno ignora al Congreso, que aprobó una Proposición No de Ley para iniciar las investigaciones a los declarantes.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha anunciado este lunes que "en las próximas horas" la Agencia Tributaria "mandará un aviso a los declarantes" que se acogieron a la amnistía fiscal en la que les informa que "no hay caducidad en ese procedimiento". Con esta notificación intenta satisfacer a Ciudadanos, que exigía que la Agencia Tributaria enviase una notificación a los amnistiados del inicio de las investigaciones, lo que retrasaría durante 18 meses más la prescripción de esta declaración.

"No hay prescripción, hay quien opina que sí, pero no la hay. Aun así, la Agencia Tributaria se dirigirá a cada uno de los declarantes", ha asegurado Montoro durante las Jornadas sobre el directivo público organizadas por Fedeca. En cualquier caso, esta notificación no significa que la Agencia Tributaria vaya a iniciar una revisión de las declaraciones, sino que simplemente recuerda a los beneficiarios de la amnistía que en cualquier momento podría realizarlo.

Hay quien opina que sí prescribe, pero no; aun así, la Agencia Tributaria se dirigirá a cada uno de los declarantes

Se trata de un gesto del ministro de Hacienda hacia Ciudadanos y el resto de partidos políticos, pero en ningún caso cumple con lo aprobado por el Congreso. La Comisión de Economía aprobó en septiembre una Proposición No de Ley (PNL) en la que instaba al Gobierno a iniciar las investigaciones de las declaraciones con el objetivo de que todos los amnistiados realmente pagaran un impuesto del 10% por todos los activos aflorados y no solo el 3% como se produjo de media. 

La Agencia Tributaria no ha recibido todavía ninguna orden de iniciar las comprobaciones y simplemente ha recibido el mandato de enviar, "en las próximas horas", esta notificación a los amnistiados de que su declaración no prescribe. Un gesto que en cualquier caso dista mucho de lo que Ciudadanos pretende o de lo que el Congreso aprobó en la Proposición No de Ley.

Revisión de impuestos

El ministro ha asegurado que el Gobierno ni se plantea subir el IVA ni el IRPF para cumplir con la senda de reducción del déficit acordada con Bruselas, aunque en algunas reuniones con otros partidos se puso sobre la mesa la posibilidad de subir el IVA de la hostelería. Montoro ha querido garantizar que no se tocará el IVA, el que afecta de forma más importantes sobre el consumo.

También ha reconocido que el Gobierno está estudiando subir dos impuestos. El que resulta más evidente es el de Sociedades (IS), que ya acordó con Ciudadanos en su pacto de investidura y en el que tiene el apoyo del resto de los partidos. Además, el Ministerio "está trabajando en modificar algunos de los tributos especiales, aunque todavía no hay ninguna decisión en ese respecto", ha indicado.

Estamos trabajando en modificar algunos de los tributos especiales, aunque todavía no hay ninguna decisión en ese respecto

Los Impuestos Especiales son los que afectan al alcohol, el tabaco y los hidrocarburos y sería una opción para elevar la recaudación como pide Bruselas sin generar el rechazo frontal del resto de formaciones. En cualquier caso, el ministro ha querido pedir paciencia al resto de formaciones para realizar las negociaciones paso a paso antes de culminar con la firma de los presupuestos. "Que no se pongan nerviosos, que tenemos tiempo", ha indicado Montoro, ante la pregunta de la prensa de las quejas de Ciudadanos por la falta de diálogo entre los Ministerios de Economía y de Hacienda.

El primer paso es aprobar el techo de gasto y el reparto de los objetivos de déficit entre las diferentes Administraciones Públicas, ha recordado el ministro. En cualquier caso, ha asegurado que el objetivo prioritario del Gobierno es que las negociaciones permitan concluir en la firma de un Presupuesto que garantice el cumplimiento de reducción del déficit, que para 2017 está fijado en el 3,1% del PIB.