Según Arcano Valores

Por qué se está gestando el riesgo a una crisis financiera mundial

El despertar de la inflación puede pinchar la burbuja actual de los bonos, "la mayor de la historia", según el economista jefe de Arcano, Ignacio De la Torre.

Sede del BCE en Fráncfort.

Sede del BCE en Fráncfort. Reuters

  1. Crisis de deuda europea
  2. Emisión de bonos
  3. Tipos de interés

“Nos encontramos ante la mayor burbuja de bonos soberanos de la historia y su corrección no sólo provocaría intensas pérdidas para muchos inversores, entre ellos, algunos sistémicos como bancos o aseguradoras, sino que presentará enormes consecuencias negativas en la valoración del resto de activos como los bonos corporativos, las bolsas y los activos reales (inmobiliario)”. Es el agorero escenario que ha presentado Arcano, la firma financiera que primero alertó de la recuperación económica en 2012 y que ahora se sube al carro de quienes afirman que la actual burbuja de la deuda soberana y la expansión sin límites de los balances de los bancos centrales puede acabar mal.

En un informe titulado “Apocalipsis Now”, Ignacio De la Torre, economista jefe y socio de Arcano,dibuja su escenario base. Este experto considera que “lo más probable” es que los bancos centrales pueden llevar a cabo el proceso de ajuste de manera gradual y con consecuencias limitadas, “ya que todavía cuentan con un cierto margen de maniobra”. Sin embargo, como escenario de cola emerge un riesgo que está cobrando fuerza que desemboque en un proceso de “histerismo colectivo” en los mercados.

“La Historia nos enseña que si suben los tipos de interés bajan los precios de los activos y que hay más aterrizajes forzosos que suaves y que las burbujas estallan, no se deshinchan”, concluye. Los precios de los bonos han subido tanto que su rentabilidad -que se mueve de manera inversa al precio- ha entrado en negativo en buena parte del mundo desarrollado, es decir, se paga por invertir. Pero esto está cada vez más cerca.

En este sentido, el despertar de la inflación en las principales economías desarrolladas de la mano de un alza del petróleo, junto con el aumento de los costes laborales y la situación de pleno empleo de países como EEUU o Reino Unido, puede provocar un cambio en el sesgo de la política monetaria por parte de la Fed y el Banco Central Europe (BCE). “El mercado da por hecho que el balance de los bancos centrales va a seguir crece a 200.000 millones al mes y esto puede que no sea así. En el momento en el que se perciba que esto puede que no se prolongue hay riesgo en la corrección del precio de los activos. El riesgo de un ajuste rápido y brusco está en aumento”, señaló Latorre en su presentación.

En su opinión, el bono a 10 años, considerado el activo libre de riesgo y la referencia para valorar otros activos, “es uno de los activos con más riesgo del mundo su enorme sobre valoración, y por ende burbuja”, que ha provocado el trasvase de dicha burbuja hacia los bonos corporativos, las bolsas y activos reales. “En este sentido, si pincha la valoración del mal llamado bono libre de riesgo nos podemos encontrar con una crisis financiera sin precedentes”, dijo el economista en defensa de las tesis del informe.

Según De la Torre, en cuanto se empiecen a ver caídas significativas en los precios de los bonos, "volveremos a tener que mirar el balance de los bancos y de la aseguradoras, que son sistémicos". La alternativa a este escenario es que los bancos centrales neutralicen los efectos adversos de la retirada de estímulos y que los gobiernos comiencen a implementar políticas fiscales enfocadas al crecimiento económico.

No obstante, De la Torre identifica tres eventos próximos que pueden hacer descarrilar la burbuja de la deuda. Primero, las elecciones de EEUU con una hipotética victoria de Donald Trump. En segundo lugar, el referéndum en Italia que puede desembocar en una crisis del Gobierno Renzi. Tercero, la próxima reunión de diciembre sobre política monetaria de la Fed en EEUU, en la que los gobernadores que preside Janet Yellen puede comenzar a exhibir un tono más duro sobre tipos.

“Creo que pasaremos de un mundo adicto a la política monetaria a uno que necesitara más soluciones desde la política fiscal y la estructural no escenario que producirá una menor demanda y una mayor oferta de bonos soberanos lo que hará caer su precio algo que puede provocar una tormenta en el resto del precio de los activos el riesgo”, explicó este experto, coautor del informa junto al resto de analistas de Arcano.

¿Qué alternativas observa De la Torre ante un escenario tan cenizo? “Hay que identificar activos que no están en burbuja. Por ejemplo, el inmobiliario en España, aunque si todo el mundo hace eso iremos a una burbuja. También se puede invertir en países que peor lo han hecho durante la recuperación económica. Y lo tercero es hacer cash (dinero en efectivo)”, pronostica. La alternativa que tradicionalmente aparece como activo refugio, el oro, es otra de las alternativas, aunque su precio actual puede estar sobrevalorado. “¿Cuál es su precio correcto? Adam Smith distinguía entre precio económico y financiero (coste y expectativas). Antes o después ambos retornan al mismo punto. El coste marginal de producir oro es 900 dólares la onza (y cotiza en 1.300)”.