Agencia Tributaria

El director de la Agencia Tributaria sobre la amnistía fiscal: "No hay que estancarse en el pasado"

No revisará a los amnistiados mientras que no haya otra normativa, ya que la Proposición no de Ley aprobada en el Congreso no es suficiente para cambiar su funcionamiento.

El director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez

El director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez Efe

  1. Agencia Tributaria
  2. Santiago Menéndez
  3. Evasión de impuestos
  4. Impuestos
  5. Fraude fiscal
  6. Amnistía fiscal

El director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, ha hecho un llamamiento a “mirar al futuro” en un momento en el que la amnistía fiscal que aprobó el Gobierno en el año 2012. El Congreso de los Diputados aprobó una Proposición no de Ley (PNL) casi por unanimidad en la que se instaba al Gobierno a revisar la Declaración Tributaria Especial para asegurar que todos los amnistiados pagasen el 10% por todo lo aflorado. Menéndez ha explicado que la Agencia Tributaria no ha modificado su procedimiento. Esta PNL no tiene rango suficiente como para cambiar la normativa de la Agencia.

“En la medida en la que hubiese un procedimiento distinto cambiaríamos nuestra actuación, pero de momento nosotros nos limitamos a aplicar lo que existe”, ha señalado esta mañana en Gijón en el marco del XXVI Congreso de la Asociación de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) celebrado en Gijón. El grupo parlamentario de Ciudadanos urgió a aprobar esta iniciativa ya que el 30 de noviembre se cumplen cuatro años desde la finalización de la amnistía y la Agencia Tributaria ya tendrá más difícil revisar las declaraciones.

En cualquier caso, Menéndez ha señalado que tanto la declaración especial (modelo 750), como la declaración de bienes en el extranjero (modelo 720), han servido para provocar “un importante ensanchamiento de las bases imponibles”. Por este motivo, Menéndez invita a “mirar hacia el futuro” y “utilizar toda esa información para hacer las comprobaciones correspondientes. En su opinión, el reto para la sociedad es “no estancarse en el pasado”. "A mí, lo que más me preocupa es que tenemos que ser capaces de explotar esa información", ha advertido Menéndez.

Según los últimos datos de la Agencia Tributaria, desde el año 2013 se han realizado 3.413 inspecciones a contribuyentes que se habían acogido a la amnistía fiscal, esto es, que habían presentado el modelo 750. En total se han aflorado 238 millones de euros en términos de deuda instruida, de los cuales, 182 millones ya se han liquidado, esto es, la AEAT ya se los ha garantizado.

Si se suman los declarantes que habían presentado los modelos 750 y 720, hasta ahora se han realizado 2.214 inspecciones, que han conseguido aflorar una deuda de 162 millones de euros, de los cuales se han liquidado ya 122 millones.

Menéndez ha señalado la importancia de todos los bienes aflorados por los dos modelos: "Los declarantes del 720 aumentaron un 78% su base imponible tras el afloramiento de activos", ha concluido. “¿Antes teníamos estos datos? ¿Todos?”, ha ironizado el presidente de la AEAT. 

Esto marcha

El año 2015 fue histórico para la Agencia Tributaria en la lucha contra el fraude fiscal. Por este motivo, el reto para este año es máximo, pero Menéndez ha explicado que “este año es exigente, pero vamos bien” y ha añadido “las perspectivas son buenas”. Sin embargo, superar las cifras del año pasado es muy complicado, ya que en 2015 se consiguió una recaudación extraordinaria de casi 2.700 millones por operaciones no recurrentes. “En ocasiones haces el trabajo de todos los años pero algunas operaciones dan resultados extraordinarios”, ha explicado Menéndez.

El director de la AEAT ha señalado que, en general, en los últimos años se están consiguiendo “unos resultados históricos en la lucha contra el fraude”, en parte gracias al “proceso de afloramiento muy importante de los últimos años”. Menéndez ha señalado que la Agencia Tributaria está consiguiendo estos resultados porque cuenta con unos recursos humanos que están cerca de sus niveles históricos.

El número de empleados, tanto funcionarios como laborales, de en torno a 25.500 personas. El número de inspectores de hacienda asciende a 1.816 personas, “solo 19 menos que el pico alcanzado en el año 2012”. El número de plazas convocadas en las ofertas de empleo público de 2015 y 2016 fue de 100 puestos en cada uno de los años, por las 30 que se venían ofertando en los ejercicios anteriores.