Macroeconomía

La economía española desacelerará en 2017 por los efectos del ‘brexit’, según BBVA

La entidad ha revisado las previsiones de crecimiento cuatro décimas al alza para 2016 aunque las rebaja en mismo porcentaje para 2017.

El 'brexit' costará a la economía española cuatro décimas del PIB.

El 'brexit' costará a la economía española cuatro décimas del PIB. EFE

  1. Brexit
  2. BBVA
  3. PIB
  4. Crecimiento económico
  5. Inflación

El 'brexit' le costará cuatro décimas de crecimiento a la economía española durante 2017. El Servicio de Estudios de BBVA ha revisado al alza las previsiones de crecimiento del 2,7% de PIB de hace tres meses al 3,1% en 2016, dos décimas más que el pronóstico del Gobierno. No obstante, "la vulnerabilidad de la economía española aumenta" y "numerosos elementos anticipan sesgos a la baja en 2017", año para el que prevé un crecimiento del 2,3%, cuatro décimas menos que en su anterior revisión, en línea con las previsiones oficiales, señala la entidad en un informe.

“La incertidumbre por el posible impacto del ‘brexit’ y el refuerzo bajista en las políticas monetarias de los principales bancos centrales han determinado los últimos meses”, señala el informe, determinando un nuevo cuadro de previsiones de crecimiento.

Crecimiento trimestral del PIB

Crecimiento trimestral del PIB

La respuesta de los bancos centrales, retrasando el proceso de normalización de los tipos de interés (es el caso de la Fed estadounidense) o manteniendo la predisposición a reforzar su esquema de estímulos (BCE, BoE y Banco de Japón), ha ayudado a amortiguar el efecto del 'brexit', explica la entidad, siendo determinante en la fuerte caída de rentabilidades de los bonos a largo plazo de países como EE. UU. o Alemania, en mínimos de los últimos años.

BBVA Research señala que el impacto del ‘brexit’ se notará especialmente en Europa aunque su efecto será a “corto plazo” y sobre todo a nivel comercial. “En el resto del mundo el impacto será casi imperceptible”, concluye.

Cae la inversión privada

Además del ‘brexit’, la incertidumbre sobre la política monetaria y determinadas medidas fiscales, “obligan a moderar las expectativas para 2017”, señala el informe. A la hora de detallar la composición del crecimiento, el estudio reconoce que el consumo de las familias continúa siendo el factor determinante, al tiempo que la desaceleración del crecimiento de la inversión privada ha tocado fondo.

Pese a este contexto de incertidumbre, la recuperación de la economía española cumple tres años de crecimiento aunque el avance en los dos trimestres centrales del año está siendo superior al que se esperaba a comienzos del ejercicio. “Entre los factores que avalan esta evolución destacan, a nivel doméstico, la mejora del mercado laboral y de las condiciones de financiación, así como el tono expansivo de la política fiscal y el grado de avance de la corrección de los desequilibrios internos”, asegura.

Por otra parte, la inversión en vivienda suma nueve trimestres consecutivos de crecimiento, con una evolución “sensiblemente” mejor durante la primera mitad de 2016.

800.000 empleos más en 2017

En todo caso, esta mejora de las previsiones permitirá, según la entidad, aumentar la creación de empleo en torno a los 800.000 puestos de trabajo durante el próximo ejercicio y reducir la tasa de paro hasta el entorno del 18,2% al final del año.

Por otro lado, el desequilibrio de las cuentas públicas ha hecho que el Gobierno en funciones tome medidas adicionales que “supondrán un lastre para la actividad económica”, afirma BBVA Research. El departamento de análisis del banco aboga por resolver la incertidumbre sobre la política económica principalmente para cumplir con el compromiso de déficit a niveles del 3% del PIB a finales 2017.

La entidad prevé que la inflación se mantenga en terreno negativo por “la caída acumulada en los precios de la energía” durante 2016 con una tasa del -0,3% de promedio anual. Aunque en 2017, ésta podría retomar una trayectoria ascendente (1,7% y 1,1% anual, respectivamente), pero no alcanzará el objetivo marcado por el BCE para el conjunto de la zona del euro.