Mercado laboral

España no es país para autónomos: siete de cada diez desea un empleo asalariado

Un informe de Adecco e Infoempleo constata los autónomos españoles lo son por necesidad, aunque cerca de dos tercios se declara más feliz que siendo trabajador de una empresa.

España no es país para autónomos: el 70% desea volver a tener una nómina

España no es país para autónomos: el 70% desea volver a tener una nómina

  1. Mercado laboral
  2. Empleo
  3. Autónomos
  4. Encuestas

El trabajo autónomo gana peso en España, pero a pesar de los deseos de sus protagonistas. Según los últimos datos de afiliación al Régimen de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social, en junio creció en 11.000 personas, hasta superar los 3,2 millones, su nivel más alto desde 2011. Sin embargo, no parece una situación laboral deseada.

Un estudio del portal Infoempleo y Adecco señala que los autónomos (trabajadores por cuenta propia) desean ser asalariados (empleados por cuenta ajena). "Aunque el 57,7% se considera más feliz desde que trabaja de forma independiente, el 41,8% reconoce haberse convertido en autónomo por necesidad. Quizá ese sea uno de los motivos que expliquen que siete de cada diez profesionales prefiera tener un trabajo por cuenta ajena a tiempo completo que seguir siendo 'freelance'", explica el informe.

Por lo general, la formación académica de los autónomos encuestados essuperior: el 64,3% tiene título universitario; ya sea carrera o grado (39,7%),postgrado (23,8%) o un doctorado (0,8%). Los trabajadores autónomos están repartidos de forma desigual a lo largo y ancho del territorio español. Tanto es así que 4 de cada 10 profesionales freelance están en Madrid y Barcelona (siendo la capital la que tiene un mayor volumen).

Principales obstáculos

La mayoría trabaja en el sector servicios (63,7%), no tiene empleados a su cargo(82%) y factura menos de 100.000 euros anuales (91,9%). Entre los trabajadores freelance lo habitual es trabajar desde casa (51,2%), cinco días a la semana (34,7%) y entre 8 y 10 horas diarias (36,3%). El 68,9% recurrió a sus propios ahorros para poner en marcha su negocio y el 25,1% ha tenido que pedir dinero a familiares o amigos, según los datos del estudio.

Día a día los autónomos deben hacer frente a numerosos obstáculos. Las elevadas cargas sociales y administrativas (54,3%) y la alta fiscalidad (47%) son para ellos sus principales inconvenientes en el desarrollo profesional. La mayoría de los autónomos (70,8%) cree que las políticas que se han llevado a cabo no han contribuido a mejorar la tasa de desempleo en España y el 52,5% cree que el mercado laboral no mejorará, al menos en 2016.