Déficit excesivo

El Ecofin presiona para que no se retrase más la multa a España

Bruselas aplaza hasta el jueves el dictamen negativo que desencadena el proceso sancionador.

El comisario Moscovici promete aplicar el Pacto de Estabilidad de forma "inteligente"

El comisario Moscovici promete aplicar el Pacto de Estabilidad de forma "inteligente"

  1. ECOFIN
  2. Déficit público
  3. Objetivo de déficit
  4. Luis de Guindos
  5. Pierre Moscovici
  6. Comisión Europea

Nuevo episodio en el culebrón de la multa a España por el desvío del déficit en 2015. Como adelantó EL ESPAÑOL, la Comisión Europea ha constatado este martes que España y Portugal no tomaron las medidas necesarias para cumplir los objetivos exigidos por la UE, pero no ha aprobado el dictamen negativo que activa el procedimiento sancionador, sino que lo retrasa hasta el jueves. Las tácticas dilatorias de Bruselas no han gustado nada a Eslovaquia, que ocupa la presidencia de turno de la Unión, y que todavía quiere que la multa se discuta en el Ecofin del 12 de julio.

La fecha del debate en el Ecofin es clave porque desencadena la cuenta atrás irreversible hacia la multa. Una vez que los ministros de Economía ratifiquen que España no adoptó “medidas eficaces” para reducir el déficit, empieza a correr un plazo de 20 días para que la Comisión proponga la multa de 2.000 millones de euros (el 0,2% del PIB) y congele parte de las ayudas europeas. A la vez, las autoridades españolas disponen de 10 días a partir de esa fecha para presentar sus últimas alegaciones.

Retrasando su decisión hasta el jueves, el Ejecutivo comunitario pretende dar una nueva tregua al presidente en funciones, Mariano Rajoy, mientras negocia para formar Gobierno. Bruselas quiere que no dé tiempo a que la multa a España se inscriba en la agenda del Ecofin del 12 de julio y aplazar así el procedimiento hasta octubre, según han informado a este periódico fuentes europeas. En ese momento, ya habría un nuevo Gobierno con poderes para presentar un plan de recortes que permita frenar las sanciones. 

En el fondo, la Comisión no desea multar a Madrid y Lisboa en plena resaca del brexit, crisis bancaria en Italia y Portugal y con riesgos crecientes de ralentización económica. Pero las reglas presupuestarias de la UE apenas le dejan margen de maniobra. Además, Alemania presiona para que el Pacto de Estabilidad se aplique de forma estricta caiga quien caiga. 

“Hemos tenido una primera discusión (sobre España y Portugal) en el colegio y adoptaremos las decisiones necesarias muy pronto”, ha dicho el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en una comparecencia ante la prensa durante la que no ha aceptado preguntas. Alega que dará todas las explicaciones necesarias cuando el dictamen negativo se adopte formalmente.

La presidencia eslovaca quiere acelerar

“Hemos actuado, actuamos y seguiremos actuando dentro de las reglas del Pacto de Estabilidad, que deben respetarse. Y ese es el trabajo de la Comisión, es cuestión de credibilidad. Pero estas reglas son también inteligentes y exigen aplicarse de forma inteligente. Ese es el espíritu con el que tomaremos nuestras decisiones muy pronto”, se ha limitado a explicar.

La estrategia del Ejecutivo comunitario todavía podría verse frustrada por la presidencia eslovaca de la UE, responsable de organizar las reuniones del Ecofin, y que aprieta para que la multa se aborde la semana que viene, en línea con la posición alemana. “La presidencia espera que la Comisión presente sus propuestas este jueves, a tiempo, de forma que podamos utilizar las horas y los días siguientes para preparar este tema para el próximo Ecofin”, ha dicho una portavoz a EL ESPAÑOL.

Si el Ecofin aprueba el dictamen negativo el 12 de julio, la multa llegaría como muy tarde la primera semana de agosto, cuando todavía no habrá Gobierno o estará recién formado. Es la segunda vez que la Comisión intenta aplazar la multa a España. En mayo alegó que no quería interferir en la campaña electoral. Y fue duramente criticada por los países miembros, en particular por Berlín.

Guindos se reúne con Moscovici y Dombrovskis

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado que viajará este miércoles a Estrasburgo a reunirse con Moscovici y con el vicepresidente económico de la Comisión, Valdis Dombrovskis. En una entrevista a Onda Cero, Guindos ha dado por hecho que el procedimiento sancionador contra España es ya imparable y que la multa sólo se anulará o se reducirá a cero en el último minuto.

El Ejecutivo comunitario dictaminará el jueves que “efectivamente España no cumplió el objetivo de déficit público en 2015”, ha admitido el ministro. Y el Ecofin aprobará esta opinión negativa –no ha especificado cuándo- y activará la cuenta atrás hacia la multa. A partir de ese momento, el Gobierno de Rajoy tiene un plazo de 10 días para presentar alegaciones y Guindos ha confirmado que su intención es hacer valer entonces sus argumentos para cancelar la multa.

Rajoy se defenderá aduciendo que ha rebajado el déficit público desde el 9,3% en 2011 al 5% el año pasado (sin contar las ayudas a la banca), que el peso de la deuda pública ha empezado a disminuir, que ha puesto en marcha “muchísimas reformas económicas” y que se han corregido muchos desequilibrios económicos. “Esas alegaciones deben llevar a la conclusión de que se cancela el procedimiento de multa o que la multa tiene que ser cero”, ha dicho Guindos.

“Yo estoy absolutamente convencido de que no va a haber ningún tipo de sanción para España”, ha insistido el ministro de Economía. A su juicio, multar a España, que es en estos momentos una de las economías que más crece y más empleo crea en Europa, supondría “una merma de credibilidad para el conjunto de la zona euro”.