Telecomunicaciones

A la casilla de salida: Yoigo rompe las conversaciones exclusivas con Zegona para su venta

Tras casi tres meses, la compañía sueca abre la puerta a conversaciones con otros competidores (y fondos de inversión) interesados.

El consejero delegado de Yoigo, Eduardo Taulet.

El consejero delegado de Yoigo, Eduardo Taulet.

  1. Telecomunicaciones
  2. Masmóvil
  3. Yoigo
  4. Compra de empresas

Vuelta a la casilla de salida, tres meses después. TeliaSonera y Zegona rompen las negociaciones en exclusiva para la venta del cuarto operador móvil español Yoigo. De esta forma, se podrán iniciar conversaciones con otras compañías que han mostrado su interés en el pasado, como MásMóvil y algún fondo de capital riesgo.

La razón del final de estas conversaciones es que la firma británica de inversión, que pretendía hacerse con Yoigo tras comprar el pasado año la 'teleco' asturiana Telecable, ha decidido no renovar el acuerdo para seguir negociando, según confirma Teliasonera a Bloomberg.

Dos meses y medio de negociación

En marzo del pasado año, ambas partes comunicaban de manera oficial el arranque de las negociaciones. Se hablaba de una oferta que podría superar los 600 millones de euros por una compañía que en 2015 con unas ventas de 854 millones de euros. TeliaSonera, propietaria de casi el 80% de las acciones, arrancaba así un segundo intento.

El proceso fue asesorado por el bufete Cuatrecasas en el lado de Yoigo. Es, según informaba este medio hoy, el mismo que fue contratado por la propia Zegona para la adquisición de la española Telecable unos meses atrás.

MásMóvil, a la espera

Yoigo, que cuenta también entre sus accionistas minoritarios al grupo ACS (17%), FCC (3,44%) y Abengoa (3%), tiene ahora vía libre para iniciar conversaciones con otros grupos. MásMóvil es uno de los que más opciones tiene en este nuevo escenario.

En el pasado, el grupo que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y que recientemente adquirió la española Pepephone mostró su interés. El propio consejero delegado, Meinrad Spenger, lo dejó claro durante la conferencia con analistas e inversores tras esta reciente adquisición: "Es un activo interesante y complementario pero no es crítico para nuestro modelo operativo".

Desde la compañía se niegan a hacer declaraciones sobre su potencial interés. Este fin de las conversaciones en exclusiva llega en un momento delicado para la operadora. Y es que esa adquisición anunciada el pasado mes acarreará un desembolso de 158 millones de euros, para lo que ya ha iniciado los trámites de una ampliación de capital de 90 millones de euros.