Empresas

Así llegan las grandes tecnológicas a los primeros resultados financieros de 2016

Facebook es la que mejor llega con un incremento del 8% en bolsa y Amazon se ha dejado un 5% después de recuperarse tras el desplome por el trimestre navideño.

Evolución en bolsa de las grandes empresas tecnológicas en 2016.

Evolución en bolsa de las grandes empresas tecnológicas en 2016.

  1. Empresas tecnológicas
  2. Google
  3. Facebook
  4. Amazon
  5. Microsoft
  6. Apple

Hoy Google y Microsoft protagonizan el pistoletazo de salida de la presentación de resultados financieros del primer trimestre de este 2016 en las grandes empresas tecnológicas. Todas llegan con evoluciones dispares en bolsa: Facebook no deja de crecer, mientras Amazon se deja más de un 5% desde el arranque del año.

Facebook parece no tener techo. En los primeros días del año volvió a romperlo. Hoy su valoración está situada en casi 320.000 millones de dólares, consolidándose como la cuarta compañía por encima de Amazon. Pese a que su precio no ha dejado de crecer (hoy su capitalización es 35 veces superior a los beneficios estimados durante los próximos doce meses, frente a las 22 de Google o las 12 de Apple), los inversores siguen confiando en su potencial crecimiento.

El más ‘damnificado’ en estos tres meses y medio de cotización ha sido Amazon. No se ha terminado de recuperar del desplome surgido tras la presentación de resultados del ‘trimestre navideño’, al no responder a las altas expectativas de los analistas. Hoy cotiza un 5% por debajo de lo que arrancó el año.

Previsiones económicas de Google y Microsoft

¿Qué esperan los analistas de los resultados de Google o Microsoft? En el caso de la empresa del buscador, prevén un incremento del 20% en los ingresos hasta los 16.700 millones de dólares (el trimestre anterior el crecimiento fue del 18%) y un 22% en los beneficios alcanzando los 5.540 millones.

En Microsoft, las previsiones son mucho menos optimistas en cuanto al crecimiento. Esperan unas ventas netas de 22.130 millones, un 1,9% más respecto al año anterior, y unos beneficios de algo más de 5.000 millones (una cifra estancada respecto a 2015).