Startups

BBVA sale de compras: adquiere la tecnológica finlandesa de banca Holvi

Es la cuarta adquisición completada por la entidad española en los dos últimos años.

Francisco González, presidente de BBVA

Francisco González, presidente de BBVA Efe

  1. Banca
  2. BBVA
  3. Entidades bancarias
  4. Startup
  5. Compra de empresas
  6. Empresas tecnológicas
  7. Finlandia

BBVA confirma que su punto de mira en el sector startup está fuera de las fronteras españolas. El banco ha salido de compras y lo ha hecho en Finlandia. Ha adquirido la tecnológica Holvi, que desarrolla un servicio bancario online para empresas. El precio pagado no se ha hecho público.

Holvi, fundada en 2011, ofrece a emprendedores y pequeños y medianos negocios una serie de servicios financieros así como también banca tradicional a través de su propia sitio online. Incluye una plataforma de ventas online, gestión de la facturación y control del flujo de caja.

La compañía finlandesa, entidad de pagos autorizada y regulada por la Autoridad Financiera de Finlandia, seguirá funcionando de manera independiente pese a la adquisición.

“Holvi aporta un nuevo enfoque a la banca para pequeñas empresas, donde los servicios son esenciales para el futuro de un negocio, como lo es el hecho de que la gestión de la facturación esté integrada en su oferta”, explica el responsable de Nuevos Negocios Digitales de BBVA, Teppo Paavola. Por su parte, el consejero delegado de la startup resalta que la entidad española les da “el espacio para crecer, la escala y la experiencia para apoyar ese crecimiento con una base sólida”.

El punto de mira, fuera de España

Hace tan sólo unos días, este periódico publicaba unas declaraciones de uno de los responsables de innovación de la entidad, Gustavo Vinacua, que reconocía que en España “hay poco fintech desarrollado hasta el punto de tener una relación mayor”.

Sólo unos meses antes, su responsable de M&A Digital, Juan López Carretero, decía algo muy diferente: “Sí, vemos oportunidades en España… Están pasando cosas muy interesantes y muy rápidamente en el país”.

En el lado de las compras, sólo una ha tenido sello español: Madiva, especializada en servicios basados en ‘big data’ y computación en la nube. Ha habido otras dos: Simple, estadounidense enfocada en la banca online y por la que pagó 117 millones de dólares, y Spring Studio, californiana especializada en experiencia de usuario.

En cuanto a inversiones de capital riesgo, hace dos años lanzó un fondo de inversión en startups con sede en Estados Unidos, que ha sufrido cambios importantes en los últimos meses. En este tiempo, ha invertido en la plataforma de bitcoin Coinbase o las compañías de facturación y pagos en la nube Taulia y de firma digital Docusign.