Distribución

El Corte Inglés se sube a la ola de los ‘foodies’ y refuerza su apuesta por la restauración ‘gourmet’

La compañía de grandes almacenes abrirá entre 30 y 45 nuevos puntos de restauración y llegará a acuerdos con nuevas ‘estrellas Michelin’.

Local de restauración de El Corte Inglés en Plaza de Cataluña, Barcelona

Local de restauración de El Corte Inglés en Plaza de Cataluña, Barcelona

  1. El Corte Inglés
  2. Restaurantes
  3. Michelín
  4. Distribución

La moda de los ‘foodies’, la palabra inglesa que define a los aficionados a la comida y a la bebida, ha cambiado por completo el sector de la restauración. “La gastronomía avanza hacia una mayor complejidad. Están los programas de televisión, los blogs… Cada vez nos gusta más comer y ahora cocinar es ‘sexy’, reconoce Guillermo Arcenegui, responsable de Restauración de El Corte Inglés.

No es una moda temporal. Ha llegado para quedarse. Por eso, la cadena de grandes almacenes ha tenido que pisar el acelerador, apostar por nuevos formatos y transformar los espacios de gastronomía de sus locales. Le tocaba dejar atrás el simple concepto de cafetería y pasarse a la restauración gourmet, los cocineros de prestigio y las colaboraciones con cadenas de restauración que le aporten nuevos formatos comerciales.

“El pasado año invertimos 20 millones de euros. Este año, 10 u 11 millones”, apunta Arcenegui. No puede, sin embargo, indicar cuál será la inversión en los próximos años porque dependerá, indica, de permisos y de licencias. Actualmente, la compañía presidida por Dimas Gimeno cuenta con 400 espacios. De ellos, la mayoría (160 locales) son negocios que gestionan otras cadenas, como Starbucks o Ginos (grupo Vips), Rodilla, Panaria, La Mafia o Burger King. Son estas las que ponen los empleados y eligen la oferta gastronómica. Además, cuenta con 98 cafeterías (que está en pleno proceso de renovación), 40 restaurantes y 82 corners de platos preparados.

La idea de la empresa es acelerar este segmento de negocio en los próximos años porque, aunque esté creciendo -no desvela en qué medida-, sólo representa el 5% del volumen de ventas de la compañía. En el último ejercicio, concluido el 31 de agosto de 2016, El Corte Inglés ingresó, en total, 15.219 millones de euros, así que la restauración le supuso alrededor de 731 millones de euros.

Más chefs de renombre

Arcenegui reconoce que uno de los objetivos, más allá de atraer nuevos clientes, es lograr que quienes entran en alguna de sus tiendas acaben, además, en alguno de sus locales de restauración. Actualmente, entre el 8% y el 9% de quienes visitan uno de sus centros acaban también siendo cliente de alguno de los puntos de restauración.

Ahí los ganchos son, sobre todo, los acuerdos con cocineros de prestigio que abren sus propios restaurantes en espacios de El Corte Inglés: Alberto Chicote, David Muñoz, Jordi Roca, Roberto Ruiz, Pablo Gonzalez, Pepe Vieira, Andrea Tumbarelo, Julián Marmol, Estanislao Carenzo, Miguel Ángel Marinello, María José San Román y Javier Goya. Una nómina de chefs que la compañía quiere ampliar en el futuro, aunque no desvela con qué nombres está negociando.

El otro mecanismo para atraer ‘comensales’ son los espacios Gourmet Experience, que en los próximos meses abrirá en Lisboa y Canarias; o el concepto La Plaça Gastro Mercat que, por ahora, sólo está presente en el centro de la Plaza de Cataluña, en Barcelona, y que abrirá en Valencia y en Alicante. También abrirá dos nuevos conceptos: uno de taberna española tradicional, en Lisboa y Sanchinarro (Madrid); y Bistró (el primero en Pozuelo, también en Madrid), de cocina más informal. A corto plazo, alcanzará cuatro locales Bistró y seis ‘tabernas españolas’.

El Gourmet Experience (donde cuenta con cadenas externas, como Hamburguesa Nostra o La Máquina) ha recibido ofertas para viajar fuera de España. Sin embargo, Arcenegui reconoce que El Corte Inglés no se lo plantea. No por ahora. ¿Por qué? Porque le supondría salirse del concepto gran almacén y viajar más allá de España y Portugal. El directivo apunta que las ofertas han llegado del norte de Europa y de América Latina, pero no dice de quién han llegado. “A corto plazo no lo vamos a hacer, no hasta que nuestro negocio esté completamente renovado”.

Cliente femenino

El perfil del cliente de la gastronomía de El Corte Inglés es fundamentalmente femenino. “El 65% son mujeres”, asegura Arcenegui. “La mayoría de nuestros clientes tiene entre 35 y años”, añade.

Los picos de consumo, dos. “Sobre todo, la hora de la comida y la de la merienda y los sábados son nuestro día más fuerte, como en casi toda la restauración”, matiza.

Con esta apuesta reforzada, y si “todos los proyectos salen adelante y se cumplen las previsiones de aperturas”, la cadena de grandes almacenes pretende crear unos 600 o 700 empleos en dos años. “El mercado premia al que innova y arriesga”, asegura Guillermo Arcenegui.