Beltrán de la Lastra, presidente de Bestinver

Beltrán de la Lastra, presidente de Bestinver

Empresas Gestora de inversión de Acciona

Bestinver solo se fía de CaixaBank y Bankia como inversión bancaria

La gestora de Acciona confía en la volatilidad bursátil por las elecciones en Francia y Alemania para mover su cartera.

Juan Carlos Martinez

Tres años después de la crisis surgida en Bestinver tras la espantada de su gestor estrella, Francisco García Paramés, la empresa de inversión del grupo Acciona trata de levantar el vuelo. La salida supuso la fuga de inversores que se llevaron la mitad de los 10.000 millones de euros de patrimonio gestionado meses antes de que Paramés diera el portazo.

La sonada espantada fue saldada con la llegada de Beltrán de la Lastra como nuevo presidente de la filial del grupo comandado por José Manuel Entrecanales, que no dudó en echar el lazo a Ricardo Cañete (ex gestor de Mutuactivos, gestora de la Mutua) para recuperar el pulso de la maltrecha gestora.

Hemorragia parada y remontando el vuelo

Lograron parar la hemorragia y han vuelto a aumentar el patrimonio administrado hasta los 5.500 millones de euros y, además, con creciente aumento de la rentabilidad. En el primer trimestre de 2017, la cartera internacional se revalorizaba por encima del 8% y la nacional lo hacía a casi el 7%, y se mantienen revalorizaciones potenciales superiores entre el 30% y el 40%.

Cañete, como gestor de Renta Variable Ibérica, tiene muy clara la estrategia a seguir. "Buscar compañías que, a largo plazo, generen retorno por encima de su capital y que se puedan comprar a precios adecuados”, asegura. En ese sentido, tienen la lupa puesta sobre unos 30 empresas -"5 o 6 españolas", confirma Cañete sin dar nombres-, en las que podrían entrar si, finalmente, el margen de seguridad resulta suficiente.

La volatilidad bursátil, gran aliada 

En esa toma de decisión para incorporar nuevas compañías a la cartera de Bestinver, Cañete reconoce que, en estos momentos de gran volatilidad, por las elecciones en Francia y en Alemania, es “donde más a gusto nos sentimos”, reconoce.

En esa captación de nuevas empresas, Bestinver sigue viendo a las entidades financieras con ciertas reticencias. “Los inversores empezaron a recelar de los bancos durante el verano de 2016, y todavía no se han superado completamente esos recelos”, asume Ricardo Cañete.

Cara y cruz con la inversión en bancos

El banco holandés ING es un ejemplo de esta reticencia. “Nos gusta, pero menos, después de haberse revalorizado un 50% desde que entramos, con lo que se ha reducido notablemente el margen de seguridad”, explica el gestor de Bestinver. Es la razón por la que “hemos rebajado nuestra presencia a la mitad, del 2% al 1%”, dice Cañete.

En el otro lado de la balanza, Bestinver tiene claro dónde tiene que depositar la inversión en el sector financiero. “CaixaBank y Bankia son los dos mejores de toda la industria bancaria en España, con capitales holgados y muy buenos equipos directivos”, afirma el gestor de Renta Variable Ibérica de Bestinver.

Rendimientos de CaixaBank y canje Bankia-BMN

Respecto a la entidad catalana, Cañete cree que “que hay pocos bancos que saquen el rendimiento que saca CaixaBank a la venta cruzada”, en referencia a la gestión que, al margen del negocio recurrente, llevan a cabo en sectores como los seguros.

En el caso de Bankia, Bestinver confía en que el equipo liderado por José Ignacio Goirigolzarri sea capaz de sacar provecho al proceso de fusión iniciado con Banco Mare Nostrum (BMN) en un doble sentido. “Esperamos que reduzca su estructura de costes, que se obtenga un buen canje para los accionistas minoritarios y que aumente su productividad. Hoy prácticamente solo es un banco hipotecario, pero creemos que, tras la fusión, su rentabilidad por cliente será muy superior” estima Cañete.

Ojo avizor con la subida de tipos

Con estas y otras entidades financieras, Bestinver tiene la vista puesta en el medio y largo plazo para volver a retomar posiciones en este sector. Al respecto, el gestor de Bestinver cree que “en algún momento los tipos de interés subirán. No en 2017. Tampoco lo veo en 2018, pero, al final, entre 2020 y 2021, lo harán y habrá que estar atentos”.

A lo largo del primer trimestre de 2017, la gestora de Acciona no ha movido la cartera nacional. Las últimas incorporaciones fueron las de Viscofan y Gamesa a finales de 2016. Pero sí lo ha hecho para reducir posiciones en Telefónica y Sonae o, definitivamente, salir de Atresmedia y Mapfre. En ambos casos, por la misma razón: la buena evolución de la cotización había supuesto una significativa reducción del margen de seguridad.

Aprovechar el aumento de gastos militares

En el caso de la cartera internacional, Bestinver decidía entrar en Cobham, una empresa líder en el equipamiento para aviación civil y militar, que “tiene una cuota de mercado muy alta en los enlaces para repostajes entre aviones en vuelo que se beneficiará del incremento de los gastos militares”, apunta Cañete.

También lo ha hecho en la editorial universitaria estadounidense Pearson, a pesar de su negocio contracíclico -le va mejor con la crisis porque, a haber más desempleo, existe mayor demanda de estudios universitarios-, o en Hapag-Lloyd, el único transportista de contenedores cotizado en Europa.