El Corte Inglés

¿Cómo conseguir que los turistas se gasten 5.800 millones de euros en España?

El Corte Inglés e Iberia abogan por la inversión en el turismo de compras como fuente de ingresos.

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría en la inauguración del Summit Shopping Tourism & Economy.

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría en la inauguración del Summit Shopping Tourism & Economy. Efe

  1. El Corte Inglés
  2. Iberia
  3. Dimas Gimeno Álvarez
  4. Turismo
  5. España

España aspira a convertirse en un destino objetivo de los turistas de compras, aquellos que viajan con la prioridad de gastar. Y, dentro de esa categoría, China ocupa una posición destacada. El problema: que los ciudadanos chinos con alto poder adquisitivo no nos ven como un destino atractivo para las compras. Eso es lo que le pasa a Madrid, que no logra alcanzar el atractivo de otras ciudades europeas como Londres, París, Roma o Múnich. 

Si se cambia de estrategia y España aplica las políticas de captación adecuadas podría alcanzar los 15,5 millones de turistas extracomunitarios, frente a los ocho millones actuales. Con ellos, la proyección de ingresos ascendería a 8.700 millones de euros, según ha asegurado esta mañana el presidente del comité organizador del Summit Shopping Tourism & Economy, Juan Antonio Samaranch. Hoy, esos turistas se dejan en España alrededor de 4.100 millones.

En esas proyecciones, sólo los turistas de compras chinos podrían aportar alrededor de 5.800 millones de euros, según estima el presidente de Iberia, Luis Gallego.

¿Por qué son relevantes esas cifras? Porque, prácticamente, coinciden con los ajustes que está exigiendo la Comisión Europea al Gobierno español. En concreto, Bruselas ha instado al Ejecutivo de Rajoy que presente en las próximas semanas unos presupuestos en los que se comunique un recorte de unos 7.000 millones de euros.

El problema con el turismo chino

El presidente de Iberia es especialmente crítico con el escaso poder de atracción de España (y en particular Madrid) hacia los turistas chinos, a pesar de que es el mayor emisor mundial de viajeros de compras. A España sólo viene el 0,33% (400.000 personas) de los 120 millones de chinos que viajan para comprar. De media, cada uno se gastó 940 euros.

El dato es relevante porque son los que más gastan. El 5% de los viajeros extracomunitarios que vinieron a España en 2015 volaron desde China, pero realizaron el 35% de todas las compras de turistas llegados de fuera de la Unión Europea.

Gallego asegura que gracias a la puesta en marcha este año del vuelo de Iberia entre Madrid y Tokio, los comercios y locales de restauración de Madrid ingresarán cerca de 30 millones de euros anuales, a los que se sumarán otros 150 millones por las conexiones de la aerolínea con las ciudades chinas de Hong Kong y Shanghai.

En la misma línea que el máximo responsable de Iberia, se ha manifestado Dimas Gimeno, presidente de El Corte Inglés. Ha abogado por la colaboración entre empresas y administraciones para conseguir que los turistas vengan a España a comprar. “El 21% de las pernoctaciones en la Unión Europea son en España, pero sólo somos el 4% de las compras de turistas”. Francia en cambio, indicó, acapara el 20% de esas compras.

El Corte Inglés, según ha asegurado Gimeno, ha multiplicado por cuatro su gasto en promoción internacional a lo largo de los cuatro últimos años, aunque no ha desvelado la cifra de inversión concreta. En total, en 2015 visitaron las tiendas del grupo español 20 millones de turistas. “El turismo de calidad tiene que ser la prioridad. La empresa privada es fundamental, pero también lo es el apoyo de las administraciones públicas: sin promoción, Madrid no puede competir”, señaló.