Transporte

Fomento retrasa a 2020 la entrada de operadores privados que rompan el monopolio de Renfe

Pospone la apertura parcial a un operador privado de la línea de alta velocidad en el Corredor de Levante.

Tren de alta velocidad e Renfe.

Tren de alta velocidad e Renfe.

  1. AVE
  2. Ministerio de Fomento
  3. Íñigo de la Serna
  4. Renfe

El Ministerio de Fomento contempla dejar en suspenso la apertura parcial a la competencia del transporte de viajeros en tren que actualmente se ultimaba y posponer así la entrada de operadores privados que compitan con Renfe a 2020, la fecha que la UE ha fijado para liberalizar este mercado en todo el continente, según anunció el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

De esta forma, Renfe, que acaba de adjudicar un 'macropedido' de nuevos trenes AVE por hasta 1.491 millones de euros, seguirá mantenimiento el monopolio en transporte de viajeros en tren en España hasta al menos 2020.

El ministro considera que abrir parcialmente el transporte de viajeros en tren sólo tres años antes de la liberalización total en toda Europa podría generar "distorsiones" en el mercado.

"Quizá a las puertas de 2020 es preferible preparar bien la red y el mercado y abordar de vez todo el proceso de liberalización en esa fecha en vez de dar entrada ahora a un sólo operador privado en una sólo línea", indicó De la Serna tras anunciar la adjudicación del pedido de trenes AVE de Renfe.

En virtud del plan de liberalización parcial que tiene diseñado Fomento, heredado del equipo dirigido por Ana Pastor, el Ministerio trabajaba para sacar a concurso una licencia para que un operador privado entrara a competir con la compañía pública, pero sólo en una línea. La idea es que esta liberalización fuera parcial y progresiva, de forma que en un primer momento sólo se elegiría a un sólo operador privado que compitiera en una sola línea, el Corredor a Levante.

El nuevo ministro asegura haber abierto una "reflexión" sobre este plan al considerar que adelantar parcialmente la apertura del mercado dando ahora licencia a una empresa "generaría más inconvenientes que beneficios". Más de una decena de compañías privadas entre las que figuran constructoras y grupos de transporte en autobús han solicitado ya licencia de operador ferroviario y están a la espera de que se abra este mercado.