Banca

Sabadell y Popular se despeñan en bolsa tras sus malos resultados

Los dos bancos medianos registran caídas que oscilan entre el 4,5% y 8% después de dar a conocer sus últimas cifras trimestrales.

Ángel Ron (Popular) y Josep Oliú (Sabadell).

Ángel Ron (Popular) y Josep Oliú (Sabadell).

  1. Banca
  2. Banco Sabadell
  3. Banco Popular
  4. Cotizaciones bolsa

Peor imposible. La situación crítica de Banco Popular suma un nuevo hito negativo en forma de resultados trimestrales peores de lo esperado. Los inversores no han tardado en castigar su cotización en bolsa, que baja cerca del 8% este viernes, después de que se hayan disparado sus provisiones y pérdidas por el negocio inmobiliario.

La entidad que preside Ángel Ron y dirige, desde hace pocos meses, Pedro Larena, registró un beneficio de 94 millones de euros entre enero y septiembre, un 66% menos que en el mismo periodo de 2015. El margen de intereses experimentó un descenso del 6,3% respecto al mismo periodo del año anterior, alcanzando 1.580 millones.

Popular ha informado que la actividad principal registró un beneficio 817 millones de euros hasta septiembre, mientras que el negocio inmoboliario y asociado generó unas pérdidas acumuladas de 723 millones de euros.

"Los resultados son ligeramente débiles tanto en los ingresos como en los márgenes de intereses. Mirando más allá, el programa de optimización de costes de los activos problemáticos serán clave para las acciones", dijo Stefan Nedialkov, analista de Citi.

En este sentido, Banco Popular anunció esta semana que reducirá en un 10% el ajuste de personal previsto en su plan de reestructuración, hasta 2.592 personas, al tiempo que ha mejorado las condiciones de salida y ofrecerá prejubilaciones con el 80% del sueldo.

Sabadell, detrás del Popular

Por su parte, Banco Sabadell también cede en bolsa más del 4,5% después de dar a conocer sus cuentas trimestrales. La entidad que preside Josep Oliú y dirige Jaime Guardiola ha decepcionado a los inversores con unas cuentas más débiles de lo previsto, en tanto que ha obtenido un beneficio neto de 646,9 millones de euros en los primeros nueve meses del año, un 11,6% interanual más.

El margen de intereses ha crecido un 29% hasta 2.890,9 millones, el margen bruto se ha mantenido estable con 4.273 millones (+0,3%) y el margen antes de dotaciones ha caído un 18% hasta 1.995,5 millones. El beneficio antes de impuestos de TSB sin extraordinarios aumenta a 149,3 millones de libras en los primeros nueve meses, un 95,4% más comparado con los 76,4 millones de libras.