Empresas tecnológicas

Google nombra nueva jefa en España a Fuencisla Clemares tras la marcha de Rodríguez Zapatero

La nueva directiva, que sustituye a Javier Rodríguez Zapatero, ha liderado la estrategia móvil de la compañía en los últimos cuatro años.

Google nombra nueva CEO en España a Fuencisla Clemares.

Google nombra nueva CEO en España a Fuencisla Clemares.

  1. Google
  2. Empresas tecnológicas
  3. Fuencisla Clemares

Ya hay sustituta de Javier Rodríguez Zapatero al frente de Google en España. La compañía ha nombrado a Fuencisla Clemares, quien se ha encargado durante los últimos cuatro años de liderar la estrategia móvil.

Clemares entró en Google en 2009 como Directora del área de Retail y Bienes de consumo para, más tarde, liderar los sectores de Telecom, Banca y Seguros, junto con la estrategia móvil. Antes, estuvo siete años en el mundo de la consultoría estratégica en McKinsey & Company y, posteriormente, fue Directora de Compras en la División Casa-Hogar de Carrefour.

El pasado año, el Instituto Choiseul la eligió entre los 100 jóvenes directivos españoles con mayor proyección. En concreto, Clamares ocupó el puesto 30 de la clasificación. Además cuenta con un lugar en el consejo de administración del grupo de distribución textil Adolfo Domínguez desde agosto de este año.

Después de siete años trabajando en Google, trabajando con distintos sectores y conociendo cuáles son las necesidades de las empresas españolas en su adaptación al entorno digital, afrontar este reto es, sin duda, un gran paso en mi carrera profesional”, ha indicado.

"Ha demostrado tener un profundo conocimiento y manejo sobre cómo favorecer que el ecosistema del negocio digital de las empresas españolas crezca y sea competitivo", explica Rodríguez Zapatero, quien anunció el pasado mes de septiembre su dimisión para dirigir una escuela de negocios.

Investigación en marcha

La marcha de Rodríguez Zapatero se produce después de que, el pasado mes de junio, un grupo de inspectores de Hacienda irrumpieran en las oficinas de Google en Madrid para  avanzar en la investigación por presunta evasión fiscal. En 2015, se incrementó un 17% la facturación neta de la compañía en España, hasta colocarla en los 66 millones de euros y su beneficio neto superó la barrera de los 5 millones de euros.

Google Spain ha mantenido el sistema tributario sobre el que la Hacienda española ha puesto la lupa. La filial sigue prestando, según su propia memoria, servicios de marketing y demostración de productos tanto a la sociedad con sede en Irlanda (Google Irland) como la matriz en Estados Unidos. En los últimos años, la compañía tecnológica apenas ha sumado ocho millones de euros en Impuesto de Sociedades. En los ejercicios 2010 y 2011, con unos ingresos de 26 y 32 millones de euros, registró pérdidas en su balance.