REESTRUCTURACIÓN

Abengoa cumple el requisito para salir del preconcurso de acreedores

El grupo energético considera que ha superado "holgadamente" el objetivo de lograr la adhesión de los titulares de más del 75% de su deuda a su plan de reestructuración.

Torre de Abengoa.

Torre de Abengoa. Reuters

  1. Abengoa
  2. Concurso acreedores
  3. Felipe Benjumea
  4. CNMV

El grupo energético y tecnológico Abengoa considera que, según un recuento provisional, ha superado "holgadamente" el objetivo de lograr la adhesión de los titulares de más del 75% de su deuda a su plan de reestructuración, según ha comunicado la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Abengoa señala en un hecho relevante que, una vez que los auditores de la sociedad confirmen este dato, se cumplirán las mayorías requeridas por ley para la presentación en el juzgado de la solicitud de homologación judicial, lo que se hará "en los próximos días".

De esta forma, y a la espera de la aprobación judicial, Abengoa logra el requisito necesario para salir de la situación de preconcurso de acreedores en la que se encuentra actualmente, así como la luz verde para aplicar el plan de reestructuración, lo que se materializará en la Junta General Extraordinaria de Accionistas del próximo 22 de noviembre.

Abengoa, que tenía hasta este martes para reunir las adhesiones necesarias, debe presentar antes del próximo viernes el plan de reestructuración, junto a los apoyos reunidos, al juzgado mercantil número 2 de Sevilla, para que le dé su visto bueno. Ese día concluyen los meses de prórroga que la empresa solicitó al juzgado en marzo.

El grupo andaluz, que tuvo que recurrir al preconcurso de acreedores por su elevado endeudamiento -situado en aquel momento en más de 9.000 millones de deuda financiera y casi 5.000 millones en pagos pendientes a proveedores-, logró cerrar en agosto un acuerdo de reestructuración de la deuda con sus principales acreedores que prevé la inyección de 1.170 millones de euros.

El acuerdo se someterá a la junta extraordinaria de accionistas, de la que saldrá una nueva Abengoa presidida por Gonzalo Urquijo y con un consejo de administración renovado.

En la junta también se votarán las ampliaciones de capital que darán lugar a la nueva estructura societaria en la que los actuales accionistas verán diluida su participación al 5%, mientras que los acreedores y nuevos financiadores tendrán el 95% restante.

La presencia de los Benjumea y otras familias históricas de la compañía se quedará en alrededor del 1,5%.