Empresas tecnológicas

Tuenti supera los 100 millones de pérdidas en diez años de vida

El año 2015 sumó 12,7 millones, menos de lo registrado un año antes. Telefónica amplía su préstamo participativo para salvar un agujero contable de 58 millones.

Tuenti fue fundada en 2006 como red social y hoy es una operadora móvil.

Tuenti fue fundada en 2006 como red social y hoy es una operadora móvil.

  1. Tuenti
  2. Telecomunicaciones
  3. Telefónica

No ha conocido los beneficios en una década de actividad. La operadora de telecomunicaciones (y exred social) Tuenti, en manos de Telefónica desde el año 2010, suma diez ejercicios en números rojos. En total acumula pérdidas por valor de más de 100 millones de euros. En 2015, cuyas cuentas acaban de ser presentadas por la compañía, se suavizan hasta situarse en 12 millones.

La compañía, que abandonó definitivamente su segmento de red social el pasado mes de febrero, incrementó sus ingresos hasta los 28 millones de euros, lo que representa un 30% más que en 2014. Lo ha conseguido gracias a un incremento de 230.000 a 262.000 clientes en España, sumando su presencia en el exterior: 348.000 en Perú, 134.000 en Argentina y 119.000 en Ecuador. “2015 es para Tuenti un año de cambios estratégicos, adaptación de recursos y mejora de producto”, explica en su memoria de gestión.

Pese a ello no es suficiente para cubrir los costes de la compañía. Y es por esa razón por la que, pese a los ajustes en gastos como el de personal (que pasa de 11,5 a 10,5 millones en un año), los números rojos persistieron durante el pasado ejercicio. En total 12,7 millones de euros de pérdidas, un 25% inferior a las de un año antes.

Evolución del negocio de Tuenti.

Evolución del negocio de Tuenti.

Es la cifra más baja desde el año 2009. El techo de pérdidas lo alcanzó en el ejercicio de 2013 donde sumaron más de 24 millones de euros. En total, en este tiempo, han sumado 107,1 millones.

Préstamos de Telefónica

La tecnológica española cuenta con un patrimonio contable negativo por importe de 58,1 millones de euros. Ante este agujero en su balance, Telefónica ha vuelto a incrementar, como hizo en ejercicios anteriores, el préstamo participativo que tenía concedido a la empresa hasta alcanzar los 65 millones de euros (incluidos los intereses). “Por tanto, el patrimonio neto de la sociedad, incluyendo el préstamo participativo, es superior a la mitad del capital social a 31 de diciembre, por lo que mantiene el equilibrio patrimonial”, explican en sus cuentas.

Es sobre esta operación en la que pone énfasis la auditora EY en su informe. Resalta que la formulación de estas cuentas anuales se ha llevado a cabo aplicando el principio de empresa en funcionamiento “dado que consideran que continuará contando, en caso de que fuese necesario, con la financiación de su socio”.

Con estos números sobre la mesa, la compañía asegura tener un plan estratégico definido que pone de manifiesto “un crecimiento relevante después de unos años de inversión y un crecimiento en clientes e ingresos”. Eso le permitiría, según aducen, “optimizar la rentabilidad del negocio y asegurar el cumplimiento de los compromisos y obligaciones de pago” con Telefónica. Pero no ofrece cifras de previsiones de negocio más allá de plantear el objetivo de conseguir un millón de clientes “en los próximos años”.

Además de ese préstamo de 65 millones de euros, Tuenti tiene, a cierre de 31 de diciembre, además concedida una línea de crédito por parte de la financiera de Telefónica con un límite de 10,8 millones de euros.

Cierre como red social

Estas cuentas llegan unos meses después de que la empresa decidiera cerrar su negocio original: la red social. La filial decidió echar el cierre en un segmento en el que llegó a gozar del liderazgo en España durante años frente a hoy gigantes como Facebook.

¿La razón? El origen hay que encontrarlo en 2010 cuando Tuenti obtuvo una licencia para operar como Operador Móvil Virtual (OMV). Tras años potenciando más esta línea de negocio, en febrero anunció el apagón definitivo. La actividad de los usuarios de la red social había caído de manera importante conforme los responsables han ido abandonando los desarrollos.