Air Europa

Hidalgo coloca a su hijo Javier como CEO de Globalia

Pedro Serrahima, procedente de PepePhone, entra en el organigrama del grupo propietario de Air Europa como director general. 

Juan José Hidalgo, presidente de Globalia.

Juan José Hidalgo, presidente de Globalia.

  1. Air Europa
  2. Globalia
  3. Juan José Hidalgo
  4. Nombramientos
  5. Directivos

El presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, ha nombrado a su hijo Javier Hidalgo, como nuevo consejero delegado ejecutivo del grupo turístico, propietario entre de Air Europa y de Halcón Viajes entre otras empresas.

Otro de los cambios más significativos del nuevo organigrama de Globalia es la incorporación, a finales de octubre, de Pedro Serrahima. Será como director general del grupo. Serrahima, socio del hijo del empresario salmantino, proviene de la telefónica PepePhone y abandonó la empresa cuando fue comprada por MásMóvil.

Juan José Hidalgo, que cuenta ya con 75 años, coloca así a su hijo Javier, hasta ahora director general del grupo, como primer ejecutivo de la cadena. Se da la circunstancia de que es él único de sus tres hijos que no cuenta con acciones de Globalia.

En abril de 2013, Javier Hidalgo vendió al empresario balear y exministro Abel Matutes el 5% de las acciones de Globalia que poseía, que fueron adquiridas por Fiesta Hoteles, aunque el hijo del empresario se mantuvo en su cargo como director general.

Cambios en Pepephone

El pasado 13 de septiembre Másmóvil cerraba definitivamente la compra de Pepephone por 158 millones de euros. Justo dos semanas después se da a conocer la salida de su director general, Pedro Serrahima. Ahora le toca a Meinrad Spenger, CEO de la compradora, gestionar el cambio. Asegura que no se precipitarán. No tienen decidido si se cubrirá el puesto del director general y si, en caso de que se haga, sea con un miembro del equipo actual o con un alguien externo. "Hay un equipo muy bueno", asegura.

Serrahima aseguró tras la compra por parte de MásMóvil que él se mantendría como primer directivo mientras la personalidad de Pepephone, marcada por la transparencia y la cercanía con sus clientes, se mantuviera. ¿Y si se perdía? "Me iré si se pierde uno solo de esos valores", aseguró a EL ESPAÑOL.