Telecomunicaciones

Telxius valdrá en bolsa entre 3.000 y 3.750 millones de euros

Telefónica colocará hasta el 40% de su filial de infraestructuras, entre inversores cualificados, con un rango de precios de entre 12 y 15 euros por acción.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

  1. Telxius
  2. Telefónica
  3. José María Álvarez-Pallete
  4. Telecomunicaciones
  5. CNMV

Telefónica ha puesto precio a la salida a bolsa de Telxius. Su filial de infraestructuras de telecomunicaciones estará valorada entre 3.000 y 3.750 millones de euros, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que ha aprobado y registrado hoy el folleto de la operación.

En concreto, cada título de Telxius se valorará entre 12 y 15 euros, según ha señalado la compañía al regulador, aunque esta banda de precios no es vinculante. La 'teleco' también indica que la oferta de venta (OV) arranca hoy y está dirigida, exclusivamente, a inversores cualificados.

Está previsto que el precio definitivo de la oferta se fije el 29 de septiembre y que el 3 de octubre las acciones de Telxius Telecom comiencen a cotizar en las bolsas españolas de Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao.

Telefónica explica al regulador que, en principio, pondrá a la venta 90,9 millones acciones de Telxius, representativas del 36,36% del capital social de la compañía. Este porcentaje se podrá ampliar hasta un máximo de 40% si se ejercita en su totalidad la opción de compra (green shoe) de hasta el 10% de las acciones inicialmente vendidas por Telefónica, equivalente a algo más de 9 millones de títulos, representativos del 3,64% del capital de la filial de infraestructuras.

Dudas de los inversores

El precio de la oferta de venta de Telxius y la fecha de su cotización se produce después de que trascendieran las dudas de los inversores respecto al valor de los activos de la filial de la operadora. En concreto, sobre la estimación del negocio de cable submarino, que concentra la mayor parte de los ingresos de la nueva compañía, por encima de las torres de telecomunicaciones, la otra pata de su negocio.

También se cuestiona si el hecho de que Telefónica mantenga la mayoría del accionariado puede poner en duda que rivales como Vodafone u Orange firmen contratos con Telxius. Telefónica señala hoy a la CNMV que "quiere dotar a la compañía de las herramientas para capturar crecimiento potencial: un equipo gestor con un objetivo claro, visibilidad de mercado y disciplina, gestión adecuada que asegure la independencia frente a clientes y el acceso a los mercados de capitales para financiar el despliegue y posibles adquisiciones de infraestructuras".

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica. Reuters

En cuanto a la evolución de Telxius, Telefónica señala que en 2015 obtuvo unos ingresos pro forma de 691 millones de euros, un resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA) pro forma de 323,5 millones de euros y un margen de OIBDA pro forma del 47%.

Por línea de negocio, el 57% de los ingresos pro forma de ese año procedieron del negocio de cable y el 43% restante del negocio de torres. En cuanto al flujo de caja recurrente, el 52% provino del negocio de cable y el 48% del de torres.

Además, indica que Telefónica es el principal cliente. Aporta el 65% de sus ingresos, mientras que el 35% restante procede de terceros.

La operadora presidida por José María Álvarez-Pallete también apunta que el consejo de administración de Telxius tiene previsto proponer a la junta general de accionistas el pago en efectivo en 2017 de un dividendo por un total aproximado de 70 millones de euros. La intención de la futura cotizada es realizar un pago anual de dividendos en los ejercicios siguientes equivalente al menos al 40% del flujo de caja recurrente generado en el ejercicio anterior.

El registro y aprobación del folleto de la oferta de venta de Telxius se produce a sólo unas semanas de que venza el mandato de Elvira Rodríguez al frente de la CNMV, lo que podría suponer el bloqueo a este tipo de operaciones. Para evitarlo el Ejecutivo tendría que prorrogarla en el cargo antes del 6 de octubre.