Caso Apple

Vestager lleva a territorio hostil su ofensiva fiscal contra las multinacionales

Defiende en EEUU la sanción a Apple y expedienta a la francesa Engie para mostrar que no discrimina.

Vestager seguirá actuando contra las empresas estadounidenses que no paguen impuestos

Vestager seguirá actuando contra las empresas estadounidenses que no paguen impuestos

  1. Margrethe Vestager
  2. Comisión Europea
  3. Apple
  4. Evasión de impuestos

Para el Gobierno de Barack Obama, la sanción de Bruselas a Apple discrimina a las empresas estadounidenses y genera "inseguridad". El líder de la compañía, Tim Cook, cree que es "basura política". Un grupo de 185 consejeros delegados norteamericanos le han acusado de querer expropiar y castigar a una multinacional extranjera de éxito. La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha emprendido este lunes un viaje de tres días a Estados Unidos para contrarrestar este alud de críticas y explicar sobre el terreno su decisión de pedir a Apple que pague 13.000 millones de euros en impuestos eludidos en Irlanda.

En su primera jornada en Washington, Vestager se ha reunido con el secretario del Tesoro, Jack Lew, y con varios miembros del comité de Finanzas del Senado. Este martes tiene previsto entrevistarse con la popular senadora demócrata Elisabeth Warren y dará un discurso en la Universidad de Georgetown. Su visita concluye en Nueva York con una conferencia en la Universidad de Columbia, precisamente, sobre evasión fiscal.

El principal objetivo de Vestager en su visita a EEUU es desactivar las acusaciones de que ataca únicamente y de forma injusta a las multinacionales norteamericanas, favoreciendo así a las europeas. El Ejecutivo comunitario se limita a aplicar las normas de la UE sobre ayudas públicas a todas las empresas, independientemente de que sean estadounidenses o de la UE o de cualquier otro lugar, insiste su equipo. "Esto no es política, ni una actuación visceral ni antiamericanismo", ha dicho la comisaria en una entrevista al portal Euroactiv

Por si no bastaran las declaraciones de intenciones, la Comisión ha lanzado este lunes, coincidiendo con el viaje de Vestager, una investigación sobre los acuerdos tributarios de Luxemburgo con la compañía energética Engie (antes conocida como GDF Suez). No se trata únicamente de una empresa europea, sino que además está participada en un 33% por el Estado francés. Bruselas sospecha que Luxemburgo concedió a Engie un trato ventajoso que le permitió pagar menos impuestos que otras compañías, aunque todavía no ha calculado la cantidad que tendrá que devolver. 

El portavoz de Competencia, Ricardo Cardoso, ha negado que el anuncio de la investigación esté relacionado con la visita de Vestager a EEUU. Pero a la prensa basada en Bruselas no se le ha escapado el significado de esta coincidencia. "Adoptamos las decisiones cuando están listas", ha dicho el portavoz. Y ha recordado que el Ejecutivo comunitario ya ha actuado contra multinacionales europeas por elusión fiscal, como Fiat o la mayoría de las compañías que se beneficiaron del régimen tributario ilegal de Bélgica, entre las que está la cervecera AB InBev. 

Más expedientes contra empresas de EEUU

Pero la comisaria de Competencia tampoco tiene intención de aflojar su ofensiva contra aquellas multinacionales estadounidenses que no paguen impuestos por los beneficios obtenidos en Europa. Así lo ha dicho en varias entrevistas y en su cuenta de Twitter, hasta el punto de sugerir que podría abrir nuevas investigaciones contra las empresas que forman parte de la asociación Business Roundtable.

Business Roundtable envió la semana pasada una carta a todos los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, firmada por 185 dirigentes de compañías norteamericanas, en la que les pide que anulen la sanción de Vestager contra Apple. "Si no se revierte, otros países fuera de la UE interpretarán que la decisión es un comportamiento gubernamental aceptable y podrán a todas las compañías con inversiones transfronterizas -incluidas las de la UE- en riesgo de que sus activos sean expropiados por Gobiernos extranjeros que busquen ingresos extra o quieran castigar a un rival extranjero de éxito", sostiene la misiva. 

La comisaria danesa ha contestado durante el fin de semana a un tuit de Davide Serra, fundador de Algebris Investments, muy crítico con la carta de Business Roundtable. "Apple: así que en EEUU hay 185 consejeros delegados que creen que es legal pagar un 0,05% de impuestos en Europa! @vestager, verifica por favor lo que pagan lo antes posible", escribió Serra. "Lo haré. Y pienso en los CEOs que se aseguran de que sus empresas pagan sus impuestos. También existen", le ha respondido Vestager, que usa a menudo Twitter para defender sus políticas.

Las primeras multinacionales norteamericanas en el punto de mira son Amazon y McDonald's, contra las que Bruselas ya ha abierto sendas investigaciones por sus acuerdos tributarios en Luxemburgo. La cadena de hamburgueserías podría enfrentarse a una factura de 500 millones de dólares en impuestos eludidos, según los cálculos del Financial Times. De acuerdo con el diario, McDonald's ha pagado desde 2009 un tipo medio del 1,49% sobre los beneficios de 1.800 millones de dólares de sus operaciones europeas basadas en Luxemburgo.

Para el secretario del Tesoro estadounidense, la actuación de Vestager crea inseguridad para las multinacionales y acabará perjudicando a la economía europea. Además, Lew denuncia que la UE intenta gravar unos ingresos que deberían someterse a imposición en Estados Unidos. Un argumento que también ha rebatido la comisaria de Competencia. "Es 100% legítimo gravar los beneficios allí donde se generan", ha explicado en una entrevista al diario alemán Handelsblatt. "Desde nuestra perspectiva, es irritante que las empresas americanas paguen menos en impuestos que las europeas", critica.