Empresas tecnológicas

Amazon: “Facturamos todos los pedidos desde España desde hace años”

La compañía descarta nuevos cambios en su estrategia fiscal que maneja desde su sede en Luxemburgo.

Equipo de Amazon, con directivos al frente, junto a los tres compradores homenajeados.

Equipo de Amazon, con directivos al frente, junto a los tres compradores homenajeados.

  1. Amazon
  2. Comercio electrónico
  3. Empresas tecnológicas
  4. Impuestos

La sombra de la duda se cierne sobre las grandes tecnológicas y su estrategia fiscal. El caso de Apple, obligada por la Comisión Europea a devolver 13.000 millones de euros de impuestos no pagados en Irlanda, ha reavivado el debate impositivo. Y sobre todo ha puesto el foco sobre otras grandes multinacionales también investigadas por Bruselas como Amazon. En este contexto, el responsable del gigante del comercio electrónico en España e Italia, Francois Nuyts, niega que se saque negocio fuera del país. “Facturamos todos los pedidos desde España desde hace años”, ha asegurado este miércoles en el marco de la celebración del 5º aniversario de su tienda 'online' en España. Con todo, la compañía descarta nuevos cambios en su estrategia fiscal, con Luxemburgo como sede principal.

La estrategia de las grandes multinacionales, no sólo las tecnológicas, tiene un fin: colocar las filiales locales como comisionistas para trasladar así gran parte del negocio a un país con una fiscalidad mucho más favorable. En el caso de Apple o Facebook, en Irlanda. En el de Amazon, en Luxemburgo. Pero el año pasado cambió el guión: fundaron una sucursal en España (y en otros países europeos) con el objetivo de facturar (y tributar) todo el negocio en el país. Arrancó actividad en febrero de 2015, según se publicó en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME).

La sucursal, con sede en Pozuelo de Alarcón (Madrid), tiene el objetivo de adquirir y distribuir productos físicos y servicios a través de Amazon.es y Buyvip.com “y la realización de operaciones comerciales, industriales o financieras, además de la gestión y administración de dichas actividades”. A ese cambio se ha referido Nuyts, quien no ha respondido a las preguntas de este medio sobre cambios previstos en esta estrategia fiscal. Tampoco ha ofrecido cifras de la facturación de esa sucursal. Sí que ha aclarado que el modelo de Amazon es el de un negocio “de precios bajos cada día y que no tiene los mismos beneficios que otras compañías”.

Sin noticias del negocio real

Pese a la existencia de esa nueva compañía es imposible conocer con exactitud el negocio real de la compañía. Esa sucursal de la empresa en España no presenta cuentas en el Registro Mercantil. Sólo están disponibles las cifras de la matriz luxemburguesa y no se especifica cuánto le corresponde a la filial española. Desde la empresa no ofrecen el dato desagregado.

Hoy por hoy, la compañía declara de manera oficial, entre sus tres sociedades filiales, unos ingresos de unos 55 millones de euros. Una de estas firmas se encarga de la gestión de los almacenes, otra a los servicios generales y la tercera gestiona los productos en la ‘nube’ del gigante (Amazon Web Services). Sin embargo, este no es, ni mucho menos, el negocio real.

Evolución de las ventas de Amazon.

Evolución de las ventas de Amazon.

Si se extrapolan los datos de la CNMC, en España se alcanzaron en 2015 más de 20.000 millones de euros en el sector del comercio electrónico. Con una cuota de mercado de sólo el 5%, la compañía fundada por Jeff Bezos sumaría 1.000 millones de euros de facturación. Muy lejos de esos 55 millones que se registran.

Cinco años en cifras

Al margen de la estrategia fiscal, la compañía ha celebrado este miércoles el quinto aniversario de su tienda en España. En este tiempo, la compañía ha pasado de 2,3 millones de productos disponibles a 157 millones, con más de 20 espacios para segmentos específicos. “Hemos sumado más de 84.000 productos nuevos cada día”, ha explicado Nuyts.

En aquel 2011, la compañía iniciaba sus operaciones en España, pero con su centro logístico ubicado en el sur de Francia (Toulouse). Sus primeros socios fueron la compañía logística MRW y la empresa Correos, como lo hicieron en otros países.

Ese primer año de actividad con tienda propia no fue, ni mucho menos, el inicio de las compras de los compradores españoles. De hecho, durante el primer mes desde la apertura de Amazon.com en 1995 ya hubo un pedido de un cliente español desde Burgos, provincia vecina a la región donde nacieron los abuelos de Jeff Bezos. Porque el fundador del gigante estadounidense tiene vínculos con España, en concreto, con el vallisoletano pueblo de Villafrechós.

Arrancó con 40 empleados y hoy suma 1.372, según ha apuntado Fred Pattje, director general de operaciones en Amazon España, quien ha precisado que se pasará de 28.000 a 72.000 metros cuadrados de superficie con la ampliación de 45.000 de su Centro Logístico de San Fernando de Henares, que supondrá la creación de otros 1.000 empleos adicionales en los tres próximos años. A esto se añaden las obras de construcción de su nuevo centro en El Prat (Barcelona), en el que invertirá 200 millones de euros.

En este tiempo, el pedido más rápido fue un biberón entregado en 16 minutos a un cliente de Madrid a través del servicio Prime Now (de entregas en una hora). El día de más ventas fue el 12 de julio de este año con 570.000 unidades registradas. El usuario que más reseñas de producto ha publicado 2.398 análisis. El minuto de la historia de Amazon.es con más pedidos fue el 7 de enero a las 18:22 horas, cuando se registraron 1.266 en 60 segundos (era el primer día de rebajas de invierno).

¿Nuevos servicios?

Los dos últimos movimientos destacados de la compañía han tenido a la alimentación como principal campo. El primero fue abrir un supermercado de productos no perecederos en septiembre. El segundo tuvo lugar este verano con el lanzamiento de Prime Now, su servicio de entregas en una hora, en Madrid.

¿Cuál es la evolución de ambos servicios? Desde la compañía descartan ofrecer información. ¿Cuándo se expandirá Prime Now a otras ciudades como Barcelona? Sólo se limitan a asegurar que en los próximos meses habrá nuevos movimientos. Sin más.