Telecomunicaciones

Bruselas retira su polémico plan para limitar a 90 días el 'roaming' gratis en la UE

Juncker corrige a sus comisarios tras las críticas de Eurocámara, asociaciones de consumidores y prensa.

El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, en rueda de prensa

El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, en rueda de prensa

  1. Telecomunicaciones
  2. Comisión Europea
  3. Jean-Claude Juncker

La propuesta ha sobrevivido apenas cinco días. La Comisión Europea ha anunciado este viernes que retira su polémico plan para limitar a 90 días anuales -y sólo 30 días seguidos- el fin de los recargos tarifarios por usar el móvil en otro país miembro de la UE (roaming). Bruselas presentará en las próximas semanas una nueva propuesta.

La presión de las organizaciones de consumidores, la Eurocámara y la prensa ha obligado al Ejecutivo comunitario a dar marcha atrás en sus restricciones, que respondían a las preocupaciones de las compañías telefónicas. El roaming gratis desde junio de 2017 era una de las pocas historias de éxito que vendía la UE en los últimos años y los planes de Bruselas la han puesto en entredicho.

Ha sido el propio presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, el que ha obligado a su equipo de comisarios a rectificar. "A la luz de las reacciones iniciales recibidas, el presidente Juncker ha pedido a los servicios que retiren el texto y trabajen en una nueva propuesta mejor", ha dicho el portavoz Alexander Winterstein. "El presidente estima que este plan no es bastante bueno", ha señalado.

Roaming gratis desde 2017

El Ejecutivo comunitario insiste en que los recargos tarifarios por usar el móvil en el extranjero -tanto para llamadas y mensajes como para navegar por Internet- desaparecerán en junio de 2017. "No hay ninguna duda sobre eso", insiste el portavoz. De lo que se trata ahora, añade, es de concretar las modalidades.

En un primer momento, Bruselas alegó que los europeos sólo viajan al extranjero 12 días al año de media y justificó limitar a 90 días el roaming gratis para evitar "comportamientos abusivos". Por ejemplo, los casos de clientes que compren una tarjeta SIM en otro país de la UE donde los precios son más bajos para usarla en su lugar de residencia. O también situaciones en las que los usuarios viven de forma permanente en el extranjero pero tienen un contrato móvil en su país de origen.

Sin estas restricciones, las compañías telefónicas acabarán subiendo los precios a todos los consumidores, alega el Ejecutivo comunitario. Pero las organizaciones de consumidores replicaron que estos limites significan que ni siquiera los estudiantes Erasmus podrán beneficiarse del fin del roaming y acusaron a Bruselas de beneficiar a las telecos.

"Es triste ver que la Comisión parece preocuparse más por los intereses a corto plazo de la industria de las telecomunicaciones en lugar de crear un auténtico mercado único para los consumidores", denunció el portavoz de la asociación europea de consumidores (BEUC), Guillermo Beltrà. 

El Ejecutivo comunitario no ha precisado cuándo presentará su nueva propuesta sobre roaming. Pero el líder del Partido Popular Europeo, Manfred Weber, ha sugerido que Juncker podría hacerla pública la semana que viene durante el debate sobre el estado de la UE que celebra la Eurocámara.