Google

Dimite el director general de Google en España

Javier Rodríguez Zapatero deja el cargo que ocupaba desde 2008 para dirigir una escuela de negocios.

Logo de Google.

Logo de Google. Flickr

  1. Google
  2. Directivos
  3. Dimisiones

Google busca nuevo director general en España. Javier Rodríguez Zapatero deja su puesto como máximo responsable de la multinacional en España y Portugal, según ha confirmado la compañía. Cesa en su cargo para ser presidente de la escuela de negocios ISDI.

Rodríguez Zapatero ha sido director general de Google España y Portugal durante casi nueve años. "Ha ayudado al crecimiento del negocio de la compañía en España y Portugal, creando un equipo altamente profesional y cualificado y ha trabajado concienzudamente por desarrollar el ecosistema digital de las empresas en aquellos países que ha coordinado", asegura la empresa a través de un comunicado.

Google indica que el proceso para buscar sucesor está abierto desde hoy y que Rodríguez Zapatero permanecerá en su cargo hasta finales de año para ayudar en la transición.

“He disfrutado enormemente estos casi nueve años trabajando en Google España y Portugal, ha sido, sin lugar a dudas, una de las mejores experiencias a nivel profesional donde he tenido la oportunidad de experimentar, de primera mano, la importancia de las competencias digitales para ayudar a las empresas y a las personas a crecer", indica el directivo. 

Investigación en España

La marcha de Rodríguez Zapatero se produce después de que, el pasado mes de junio, un grupo de inspectores de Hacienda irrumpieran en las oficinas de Google en Madrid para  avanzar en la investigación por presunta evasión fiscal. En 2015, se incrementó un 17% la facturación neta de la compañía en España, hasta colocarla en los 66 millones de euros y su beneficio neto superó la barrera de los 5 millones de euros.

Google Spain ha mantenido el sistema tributario sobre el que la Hacienda española ha puesto la lupa. La filial sigue prestando, según su propia memoria, servicios de marketing y demostración de productos tanto a la sociedad con sede en Irlanda (Google Irland) como la matriz en Estados Unidos. En los últimos años, la compañía tecnológica apenas ha sumado ocho millones de euros en Impuesto de Sociedades. En los ejercicios 2010 y 2011, con unos ingresos de 26 y 32 millones de euros, registró pérdidas en su balance.