Telecomunicaciones

Telefónica inicia una salida “acelerada” a bolsa de Telxius para que cotice en octubre

La ‘teleco’ valorará “en las próximas semanas” si vende en el mercado bursátil una parte de O2 o da entrada a otros inversores.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

  1. Telefónica
  2. Telxius
  3. Telecomunicaciones
  4. Cotizaciones bolsa
  5. Bolsa

Una salida “acelerada” al mercado para que esté cotizando en las próximas tres o cuatro semanas. Ese es el plan que hoy maneja Telefónica con Telxius, su división de infraestructura de torres de telecomunicaciones y cable submarino. La compañía ha anunciado esta mañana mediante un hecho relevante la operación en la que no venderá más del 50% de la compañía, con el objetivo de reducir su abultada deuda de 52.000 millones, y cuyo precio no ha sido aún cerrado.

El pasado mes de junio, en plena tormenta financiera por el ’sí’ del Reino Unido a su salida de la UE, fue el detonante. Telefónica congeló la salida a bolsa a Telxius. Ahora la retoma con el objetivo de que esté cotizando a finales de septiembre o principios de octubre. De las cifras concretas, poco se sabe.

El presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete, sí dejaba claro en un encuentro informal con periodistas durante el XXX Encuentro de Telecomunicaciones y Economía Digital (en Santander) que su objetivo es mantener el “control operativo”. "No puedo venderle a alguien las torres y el cable y que me degrade la calidad", ha apuntado. En principio, según figura en el hecho relevante, el 'free float' (porcentaje de acciones cotizando respecto al total) será de al menos el 25%. 

“Hemos hecho algunos sondeos y en función del apetito inversor veremos el rango de precios y lo agresivos que somos en el porcentaje de colocación”, ha resaltado. En primavera, se estimaba el valor de la filial entre unos 5.000 y 6.000 millones de euros, aunque Bloomberg lo rebaja hasta unos 3.500 millones.

¿Qué es Telxius? Telefónica la creó como entidad independiente y que combina cables submarinos de fibra óptica y torres de telecomunicaciones. Durante el ejercicio finalizado el 31 de diciembre, los ingresos consolidados ascendieron a 691 millones de euros mientras que su resultado operativo antes de amortizaciones (oibda) ascendió a 323 millones de euros.

O2, a final de año

La salida a bolsa de Telxius es una de las medidas que se plantea la compañía para reducir los 52.000 millones de euros de deuda que acumulaba en su balance a cierre del segundo trimestre. Pero hay más. Su división británica, O2, es otra de las ‘armas’. La Comisión Europea prohibió la venta, al entender que suponía un recorte de la competencia en Reino Unido. Ahora se plantean dar entrada a accionistas relevantes (y lograr ingresos por esa venta) o llevar a cabo una salida parcial a bolsa. “Lo decidiremos en las próximas semanas”, ha apuntado el directivo.

Consideramos que la compañía es mejor con O2 dentro que fuera; es el mejor activo móvil de Reino Unido

Lo que sí tienen claro es que no van a perder el control de O2 en Reino Unido, con un socio que controle más del 50% de las acciones. “Consideramos que la compañía es mejor con O2 dentro que fuera; es el mejor activo móvil de Reino Unido”, ha resaltado.

Reducción de deuda

Hay otras dos herramientas que esgrime la compañía para reestructurar su deuda. Una es el mercado de deuda híbrida: “Son siempre una opción y en la medida en que los tipos sean atractivos y nos permitan mejorar la estructura de nuestra deuda en plazo y en subordinación los vamos a analizar”.

La otra arma tiene que ver con el dividendo. Hoy por hoy tiene aprobado lo que se denomina ‘scrip dividend’, emisiones de acciones que tienen el objetivo de remunerar a los accionistas evitando hacer uso de dinero en efectivo. Desde la compañía contemplan la extensión de ese ‘scrip’ un año más, gracias a lo que contarían con 1.400 millones de euros 'extra' .

Dividendo “sostenible”

Una de las dudas importantes que ha surgido en el mercado está relacionada con el dividendo de Telefónica y si es realmente sostenible dada la situación financiera actual de la compañía y su fuerte endeudamiento. Álvarez-Pallete ha reconocido que esa desconfianza existe entre inversores y analistas de que se pueda hacer frente a su pago. Pero ha querido defender lo contrario insistiendo en que la compañía genera caja (free cash flow o tesorería neta) suficiente como para abordar el desembolso.

El máximo directivo ha asegurado que, si se cumple con las previsiones de la empresa, se enfrentarán a un desembolso de 2.400 millones de euros (el resto hasta los 3.800 millones que corresponden a los 0,75 euros por acción irán en acciones a través del ‘scrip diviend’). Y en este sentido ha resaltado que en el primer trimestre se han generado 1.000 millones de euros más de caja que el año pasado y en el segundo trimestre del pasado año se generaron 3.000 millones. “Parecería que sería sostenible sin tener que endeudarse más”, ha resaltado.

Nos sentimos preparados para demostrar que la ecuación deuda, dividiendo e inversión cuadra. Juzguemos a final de año si esto es sostenible

“Nos sentimos preparados para demostrar que la ecuación deuda, dividiendo e inversión cuadra”, ha afirmado durante este encuentro y ha recordado: “Juzguemos al final de año si esto es sostenible y no es una burrada”.

Respecto a la autocartera -es decir, las acciones que la compañía que están en manos de la propia compañía-, la estrategia de la empresa no es ni aumentar su nivel (que actualmente se sitúa por encima del 4%) ni rebajarlo.