Constructoras

Villar Mir sobrevalora en un 380% sus acciones de la constructora OHL

La sociedad familiar estima en 10,2 euros cada acción de su participada que, en bolsa, cotiza a 2,2 euros.

Interior de Torre Espacio, sede del grupo OHL.

Interior de Torre Espacio, sede del grupo OHL. Reuters

  1. Empresas
  2. OHL
  3. Juan Miguel Villar Mir
  4. Grupo Villar Mir

La difícil situación que atraviesa el grupo OHL tiene un impacto directo en las cuentas del Grupo Villar Mir (GVM). Y el principal accionista del grupo constructor no es ajeno a esta situación. La sociedad familiar ya ha tenido que revisar el valor de su inversión en la compañía y, previsiblemente, tendrá que volver a hacerlo.

El pasado año, el grupo Villar Mir tuvo que “analizar la recuperabilidad del fondo de comercio en base a la cotización de la participación”, según reconoce en su memoria del ejercicio 2015. Es decir, tuvo que evaluar el estado de salud de su participada. “En este sentido se ha procedido a concluir sobre la existencia de deterioros por importe de 110,8 millones de euros”, asume.

Tras reconocer ese deterioro, el valor consolidado al que está registrada la participación del grupo [Villar Mir] asciende a 10,2 euros por acción que equivale al valor contable auditado de la participada. En el momento de realizar esa valoración, las acciones de OHL ya habían iniciado una espiral de caídas en bolsa “siendo la cotización 5,27 euros por acción a 31 de diciembre de 2015”. De hecho, el grupo familiar asume que “siguiendo un criterio conservador ha deteriorado la participación al valor contable de la participada”. Un movimiento que, si no cambian las cosas, tendrán que volver a realizar en los próximos meses.

Cotización histórica de OHL en bolsa.

Cotización histórica de OHL en bolsa.

¿Qué le ha pasado a OHL en el parqué madrileño desde entonces? Por un lado, el grupo constructor se ha enfrentado a su adiós al selectivo Ibex 35 a mediados del pasado mes de junio. Por otro, el valor de sus acciones se ha recortado a la mitad. En concreto, los títulos de la constructora se intercambiaban al cierre de la sesión del jueves en 2,21 euros, un 58% por debajo del precio al que iniciaron el año.

Esta cotización también está mantenida por la compra de autocartera que OHL ha llevado a cabo en los últimos días. Entre el 2 y el 18 de agosto, ha adquirido 2,8 millones de acciones y ya ha completado un tercio de todo el programa de compra de títulos que tiene en marcha.

El deterioro de OHL México

Sin embargo, los mayores dolores de cabeza de Villar Mir llegan de México. Es el país donde más ha invertido en concesiones, donde ha sacado a cotizar una de sus filiales y en el que saltaron a la luz unas conversaciones que levantaron sospechas de corrupción. Una filtración que data de primavera de 2015 en la que algunos de los directivos de OHL México y funcionarios mexicanos revelaban cohechos y supuestos sobornos a cambio de adjudicaciones.

Tras ellas, ha tenido que cambiar a casi la totalidad de su equipo directivo y enfrentarse, además, al regulador de la bolsa mexicana por discrepancias en la valoración de sus activos. Una situación que, también, le ha hecho replantearse el valor de su negocio en el país azteca.

“Ante la caída de la cotización de las acciones de OHL México en el ejercicio 2015 (18,04 pesos por acción a 31 de diciembre de 2015, frente a los 27,35 pesos por acción a 31 de diciembre de 2014) el grupo ha procedido a realizar un análisis del importe recuperable (…) de su inversión neta en OHL México que a 31 de diciembre de 2015 asciende 1.832,7 millones de euros para determinar si dicha caída de cotización podría constituir un indicio de posible deterioro”. Y la conclusión a la que llega es que no existe basándose en base a las estimaciones de analistas y a los modelos económicos y financieros de sus concesionarias mexicanas.

Juan Miguel Villar Mir de Fuentes junto a su padre, Juan Miguel Villar Mir.

Juan Miguel Villar Mir de Fuentes junto a su padre, Juan Miguel Villar Mir. Reuters

A media sesión de ayer, OHL México cotizaba a 25,3 pesos la acción. Una valoración que está condicionada por el rebote del 26% que vivió la acción el pasado 26 de julio después de conocerse que el fondo australiano IFM Global Infraestructure está interesado en hacerse con algunas de las concesiones del negocio mexicano del grupo español.

Acciones ‘en prenda’

Otro de los frentes abiertos de OHL es su situación financiera, que le ha llevado a tirar de respaldo bancario, hasta el punto de tener que pignorar la mayor parte de sus acciones a cambio de créditos.

En total, el grupo Villar Mir tenía pignorado a 31 de diciembre más de 128,5 millones de acciones, que representan el 43% de su participación en OHL, a cambio de préstamos bancarios por importe de 657,2 millones de euros. A esa cifra se suman operaciones de 'equity swap' 21,58 millones de acciones, que representan el 7,22% del capital del grupo constructor. Así, el grupo Villar Mir sólo tiene 'libre' el 0,14% de las acciones que controla de su participada.