Banca

Moodys' alerta de la falta de rentabilidad de la banca española por los tipos negativos

La agencia se sitúa en línea con las recientes advertencias del Banco de España, que reclama más ajustes en el sector.

Draghi, presidente del supervisor bancario europeo.

Draghi, presidente del supervisor bancario europeo. Reuters

  1. Banca
  2. Cotizaciones bolsa
  3. BBVA
  4. Banco Santander
  5. Banco Popular
  6. Bankinter
  7. Moody’s

La agencia de calificación Moody's ha rebajado la perspectiva para la banca española a 'estable' desde 'positiva' ante la presión que ejerce en la rentabilidad de las entidades un contexto prolongado de bajos tipos de intereses y la caída de la actividad bancaria en España.

En un informe sobre la solvencia de la banca española de cara al próximo año y medio, la agencia de calificación rebaja su perspectiva pese al crecimiento económico "sólido" de la economía española y su consiguiente impacto positivo en el desapalacamiento y en la calidad de activos del sector financiero.

Sin embargo, el analista senior de Moody's Alberto Postigo ha advertido de que la rentabilidad de las entidades financieras españolas "cada vez más" está cuestionada por los bajos tipos y el desendeudamiento, lo que está "erosionando" las ganancias antes de provisiones.

Moody's prevé que el saldo de los activos inmobiliarios adjudicados, que ha crecido de manera constante cada año desde 2009, se reducirá levemente ante la mejora del sector inmobiliario al calor de la recuperación de la economía. No obstante, ha avisado de que la presión sobre el margen de intereses de los bancos, que representaron más del 50% de los beneficios de explotación en 2015, se ve agravada por la reducción del nivel de la actividad bancaria por la menor demanda solvente de crédito.

Moody's ha valorado que el crecimiento del PIB español en el primer trimestre de 2016 es "robusto", pero ha matizado que está impulsado aún por vientos de cola como los bajos precios del petróleo, unas condiciones de financiación favorables y el aumento del turismo. De hecho, ha advertido de que la economía española presenta un perfil de crecimiento "más cíclico que estructural", por lo que es de esperar que se "debilite", pasando de crecer un 3,4% en el primer trimestre del año al 2% en 2017.