Banca

La banca española suspende en bolsa tras los test de estrés

Los inversores reaccionan con ventas a los resultados de las entidades españolas en las pruebas del viernes.

El Ibex vive su mayor subida del año: 459 puntos en dos días para recuperar un 6%

El Ibex vive su mayor subida del año: 459 puntos en dos días para recuperar un 6% Efe

  1. Banca
  2. BBVA
  3. Banco Santander

Banco Santander, BBVA, Criteria Caixa Holding (matriz de CaixaBank), BFA Tenedora de Acciones (matriz de Bankia), Banco Popular y Banco Sabadell aprobaron los ejercicios de estrés financieros prácticados por la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) y que se conocieron el pasado viernes por la noche. Los test ponen a prueba los niveles de capital de las entidades para superar distintos 'shocks' del mercado hasta 2018.

Banco Popular fue el peor parado en los test y también el que más cayó (-5,9%), seguido por BBVA (-3,7%), Caixabank (-1,3%), Banco Sabadell (-2,5%), Santander (-2,3%)

Ante los ojos de los inversores, sin embargo, no parece ser suficiente. Las cotizaciones de los principales bancos cayeron con fuerza en bolsa pese a comenzar la sesión al alza. Banco Popular fue el peor parado en los test y también el que más cayó (-5,9%), seguido por BBVA (-3,7%), Caixabank (-1,3%), Banco Sabadell (-2,5%), Santander (-2,3%), mientras que Bankia y Bankinter perdieron en torno al 0,7%. El sector está acelerando el ajuste de su estructura ante el escenario de tipos negativos.

Cotizaciones de la banca en bolsa.

Cotizaciones de la banca en bolsa.

Aprobados con sombras

"El sector refleja en bolsa dos riesgos relevantes: las provisiones y caída de estimaciones no han terminado, y las ampliaciones de capital volverán (...) Estos stress tests no añaden mucho a lo que los inversores ya conocían. Las entidades que han quedado peor estaban sobradamente analizadas por el mercado, y casi todas cotizan a mínimos históricos", explica Daniel Lacalle en su columna Lleno de energía.

"Los bancos europeos parecen encontrarse en una situación más estable que en 2014. El capital ha aumentado en conjunto, tanto en términos de calidad como de cuantía, lo que consideramos una señal clara de que el sistema bancario es ahora más estable y resiliente que en 2014 (...) En el caso español, las entidades han demostrado un buen comportamiento bajo el escenario estresado, con impactos medios/bajos en su capital CET 1, manteniendo buenos niveles de solvencia", señala en un informe KPMG.

La banca española sale bien parada de las pruebas, pero no así otros mercados nacionales como el italiano. "Las entidades de algunos países pierden capital durante el horizonte de la prueba de resistencia debido a las decisiones de transición hacia el Fully Loaded de los acuerdos de Basilea 3, mientras que en otros países la transición ya se ha llevado totalmente a cabo", dijo la consultora y auditora.