Banca

BBVA descarta un ERE en España más allá del ajuste tras la integración de Catalunya Banc

La entidad confirma "medidas adicionales" en todos los países en los que opera para controlar costes.

Francisco González, presidente del BBVA.

Francisco González, presidente del BBVA.

  1. BBVA
  2. Banca
  3. Despidos
  4. ERE Expediente de regulación de empleo

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, ha descartado un ERE adicional en España más allá del ajuste de plantilla ejecutado con motivo de la integración de Catalunya Banc (CX), si bien ha anticipado "medidas adicionales" en todos los países en los que opera el grupo para controlar costes y ganar eficiencia ante la automatización de los procesos.

Torres ha precisado que estas medidas no implicarán necesariamente reducción de plantilla, aunque prevé que las salidas de personal en el grupo se mantengan como en los últimos tres años. "La eficiencia es una prioridad y lo seguirá siendo", ha afirmado Torres en la rueda de prensa para presentar los resultados correspondientes a la primera mitad del año.

El 'número dos' de BBVA ha enmarcado esta estrategia en el contexto de bajos tipos de interés y la escasez de márgenes. "Pondremos especialmente el foco en costes", ha afirmado, para después esgrimir la falta de crecimiento de la actividad en España y Estados Unidos. Según él, el grupo ha llevado a cabo salidas de personal en los últimos tres años, a razón de unos 12.000 empleados al año de una plantilla total de 137.000. "Si los hemos tenido que hacer en el pasado (las salidas de personal), pues los seguiremos teniendo", ha corroborado.

Durante la últimas semanas ha habido rumores sobre un nuevo paquete de despidos. La agencia de noticias Bloomberg informó la pasada semana de que la entidad estudia unos 2.000 despidos o más, que afectarían a marcas y servicios centrales, además del negocio de banca de inversión.

El pasado mes de abril el propio consejero delegado confirmó en una entrevista concedida a la misma agencia de noticias en un evento financiero en Dinamarca que podrían sobrar 2.800 de las 3.800 oficinas que tiene actualmente en España. Esta era una reflexión que no supone un cierre inmediato de oficinas, sino que se trataría de un proceso escalonado pero inexorable. "Tenemos 3.800 oficinas en España, ¿qué sentido tiene eso? ¿Podemos reducir ese número? Sí", aseguró.

Cierre de 400 oficinas

El consejero delegado de BBVA ha recordado hoy que el banco está acelerando el plan de ajuste por CX, por lo que cerrará unas 400 oficinas en septiembre y ha acordado con los sindicatos un ajuste de plantilla de 1.700 empleados, que saldrán antes del final de este año, según ha concretado la responsable de BBVA España y CX, Cristina de Parias.

Además, según ha explicado, la entidad acelerará las sinergias derivadas de esta integración, al adelantar los ahorrros de coste de 200 millones de euros de 2018 a 2017.

Reducción de beneficios

Hoy el grupo ha presentado resultados: durante los seis primeros meses del año obtuvo un beneficio atribuido de 1.832 millones de euros, un 33,6% menos que en el mismo periodo de 2015, debido al impacto en sus cuentas de los tipos de cambio y a la ausencia de operaciones corporativas, ha informado este viernes el banco, que ha precisado que, sin estos dos efectos, su resultado aumenta un 5,8%.

al impacto en sus cuentas de los tipos de cambio y a la ausencia de operaciones corporativas, ha informado este viernes el banco, que ha precisado que, sin estos dos efectos, su resultado aumenta un 5,8%.

Un Gobierno estable

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, ha pedido un Gobierno estable "cuanto antes" y ha abogado por evitar "cualquier demora" y la celebración de unas terceras elecciones generales ante la incertidumbre que generaría en la economía española.

"Lo mejor para el país es un Gobierno estable cuanto antes. Si hay terceras elecciones sería algo negativo por la incertidumbre y la falta de claridad", ha advertido Torres, quien ha lamentado que se demoren decisiones sobre "asuntos importantes" para continuar con las reformas estructurales.

Además, Torres ha admitido que la entidad tiene "poca visiblidad" sobre el saldo de inversión crediticia en España, sobre todo por parte de las empresas, por lo que ha sugerido que la incertidumbre política puede retrasar las inversiones. Por ello, ha abogado por resolver la situación política al menos para garantizar la estabilidad "durante un tiempo".