Videojuegos

Pokémon Go duplica el valor en bolsa de Nintendo en 10 días

El creador de Mario Bros engorda en 17.000 millones de dólares su capitalización bursátil desde el lanzamiento del juego.

Nintendo sube un 57% en la bolsa de Tokio gracias a 'Pokemon Go'

Nintendo sube un 57% en la bolsa de Tokio gracias a 'Pokemon Go'

  1. Nintendo
  2. Pokémon
  3. Bolsa
  4. Cotizaciones bolsa

Octubre de 2015. Nintendo hizo una apuesta modesta en lo económico, pero clave en lo estratégico. La compañía japonesa participaba en una ronda de financiación de 20 millones de dólares en Niantic Labs, un desarrollador de juegos que nació bajo el paraguas de Google. Lo hacía junto a Pokemon Group y el propio gigante del buscador. Fue el comienzo de la actual fiebre que domina a millones de usuarios.

El objetivo de esa ronda, en la que Nintendo invirtió como parte de esa ampliación de capital, fue poner en marcha un juego de realidad aumentada para móvil (su principal talón de Aquiles) con la saga Pokémon como eje principal. Nueve meses después, los inversores de la empresa viven un particular festín bursátil. Desde el lanzamiento de ese título el pasado 7 de julio, la compañía ha pasado de valer en bolsa 20.000 a 37.000 millones de dólares a su valoración en el parqué. Ha marcado un récord de negociación de acciones en la historia de la bolsa de Japón. ¿Tiene sentido esta fiebre?

¿Cómo se llega hasta aquí?

La historia arrancaba, por tanto, el 15 de octubre. Desde esa ronda de financiación en Niantic hasta el pasado 7 de julio, los inversores de Nintendo no confiaban mucho en el éxito de este juego. La acción había perdido un 20% de su valor. Pero todo estalló con el lanzamiento. La fiebre se trasladó de las calles, donde los jugadores se lanzaban a probar el nuevo título, a la bolsa. Se contaban las jornadas por fuertes subidas.

Ahora, diez días después, el balance impresiona. Desde entonces, la compañía se ha disparado más del 100% en su cotización bursátil, colocando su capitalización en casi 37.000 millones de dólares, prácticamente lo mismo que empresas como Yahoo. ¿Es muy caro? Hay un ratio que compara ese precio con las ganancias previstas para los próximos doce meses. Y en el caso de Nintendo, ayer superaba las 122 veces. En el caso de Electronic Arts (EA), uno de los desarrolladores de juegos, ese ratio se quedaba en 22.

Negocio directo con el juego

La duda ahora está en qué es lo que están valorando los inversores cuando apuestan tan fuerte por una acción. Uno de los factores decisivos es el negocio que puede estar vinculado, de manera directa, al juego. Su modelo de negocio es ‘freemium’: sólo se paga dentro de la aplicación para adquirir herramientas o características ‘extra’. En este modelo, según un estudio reciente, apenas un 2% de todos los jugadores sacan la cartera para pagar y generar ingresos al desarrollador.

En este caso, de acuerdo a datos de varios analistas consultados por el diario Los Ángeles Times, el juego está logrando que en torno al 20% del total estén comprando. Se estima que está generando un ingreso por pagos en la ‘app’ del sistema operativo de Apple (iOS) de 1,6 millones de dólares (en un año superaría los 570 millones).

A esta vía de ingresos hay que añadir otra: la publicidad. Uno de los formatos es el de las localizaciones patrocinadas. Se ha especulado con que McDonald´s pueda ser el primero que pague porque sus locales aparezcan en el juego o sus marcas se reflejen en diferentes partes.

Además se debe sumar otro ingreso indirecto: el de los ‘royalties’ de Pokémon. No hay que olvidar que Nintendo tiene en propiedad de los derechos de la marca de la franquicia, aunque el juego está desarrollado por Niantic Labs, y Pokémon Company, una filial en la que la japonesa tiene un 32%.

Un analista estimaba que las acciones de Nintendo en Pokémon Go se sitúan en torno al 13%, según apunta el medio especializado MarketWatch. Si el juego logra los 4.000 millones de dólares de ingresos, que es uno de sus objetivos, aumentaría la valoración de Nintendo y se traduciría en un alza de las acciones del 12%.

Deutsche, frenando

Los analistas aún no han retocado al alza la previsión de ingresos y beneficios de la empresa para los próximos años, pese a que los inversores descuentan, con estas fuertes subidas, el crecimiento del negocio. No es algo inusual, pues tardan días (o semanas) en elevar esas previsiones.

Pese a que no se ha tocado ese horizonte para los próximos años, éste ya era muy ambicioso. Los analistas esperan que el beneficio neto de la empresa pase de los 124 millones de euros de este año 2016 hasta los algo más de 900 millones en 2020.

En este escenario de euforia, Deutsche Bank ejerció este lunes de ‘aguafiestas’. “Necesitamos más evidencias para valorar una subida mayor”, ha dicho uno de los analistas, que ha recortado su ‘rating’ de ‘comprar’ a ‘mantener’, aunque ha incrementado su precio objetivo.