Aerolíneas

Los pilotos de Air Europa convocan huelga entre el 30 de julio y el 2 de agosto

El paro de cuatro días, en plena temporada alta, persigue denunciar las condiciones de la filial 'low cost' de la aerolínea.

Juan José Hidalgo, presidente de Globalia.

Juan José Hidalgo, presidente de Globalia.

  1. Air Europa
  2. Huelgas
  3. Líneas aéreas
  4. Pilotos aviación

El sindicato de pilotos Sepla en Air Europa ha presentado formalmente la convocatoria de una huelga de 4 días desde las 00.00 del 30 de julio hasta las 23.59 del 2 de agosto -en plena operación salida- como medida de protesta por las cesiones de medios y personal que, denuncian, se están haciendo a Aeronova. 

El pasado 8 de julio el sindicato de pilotos ya avanzó su intención de convocar una huelga de 4 días entre finales de julio y comienzos de agosto aunque confiaban en llegar a un acuerdo con la aerolínea que evitara esta situación, algo que no ha sido posible. 

Los pilotos han optado por esta vía como medida de protesta ante las cesiones de producción que, aseguran, está haciendo Air Europa a favor de Aeronova, derivando parte de su flota Embraer 190 de medio radio a esta aerolínea "low cost". Una situación que conlleva un perjuicio profesional, laboral y económico para los pilotos de Air Europa.

Tensa relación

Las relaciones entre los pilotos y la dirección de Air Europa se han tensando en los últimos meses, tras la creación de la filial 'low cost' por la externalización de producción y flota que supone, según el colectivo, y que contraviene el convenio.

Air Europa Express, la compañía de bajo coste que el grupo turístico creó a partir de la compra de Aeronova, comenzó a operar en enero con los dos ATR de la aerolínea valenciana a los que se sumaron los once Embraer de Air Europa, que mantuvieron sus rutas. Para la puesta en marcha la filial, anunció que crearía entre 400 y 500 puestos de trabajo en Air Europa Express, personal que incorporaría progresivamente durante dos años.

El anuncio de huelga de Air Europa llega sólo unos días después de que el Ministerio de Fomento se reuniera con las aerolíneas para conocer su planificación de cara al verano y tratar de que tengan previstos planes de contingencia para evitar otro caos aéreo como el provocado por Vueling hace una semana.