Vueling

Guía práctica: qué hacer si tengo un billete de Vueling

Organizaciones de consumidores recomiendan reclamar, aunque advierten de que en muchos casos sólo la vía judicial es efectiva.

Uno de los clientes de Vueling reclamando ante el caos.

Uno de los clientes de Vueling reclamando ante el caos.

  1. Vueling
  2. Aeropuertos
  3. Consumo

Tienes un billete de avión con la aerolínea Vueling. Para viajar hoy o para hacerlo próximanente. Y surgen las dudas ante el caos vivido en los últimos días tras las decenas de cancelaciones y retrasos, especialmente en Aeropuerto de El Prat. ¿Qué hacer? ¿A qué tienes derecho como consumidor? ¿Puedes devolverlo ante posibles problemas en el futuro?

Estas son las claves que debes tener en cuenta en caso de que te encuentres ‘atrapado’.

¿Qué hago si estoy sufriendo retrasos?

Todas las organizaciones de consumidores recomiendan reclamar desde el principio para dejar patente y por escrito los problemas. Pero advierten: en muchos casos será necesario acudir a la vía judicial para conseguir las indemnizaciones que corresponden.

¿A quién debo dirigir mi denuncia?

De acuerdo. Has decidido presentar una reclamación formal por los retrasos y los problemas sufridos. Pero, ¿a quién hacerlo? Lo primero es redactar una hoja de reclamaciones a la aerolínea, con la que dejar patente por escrito la denuncia. Ahí se pedirán compensaciones generales y también las relacionadas con la comida o la manutención.

“También se puede reclamar indemnización por daños y perjuicios; por ejemplo, si es el primer día de vacaciones y has perdido la primera noche de hotel”, apunta Rubén Sánchez, portavoz de la asociación de consumidores Facua.

El siguiente paso es denunciar ante la autoridad de consumo de la comunidad donde resida o ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), encargada de la seguridad de la aviación civil.

¿A qué tengo derecho en caso de cancelación?

Si tu vuelo se ha retrasado o, directamente, se ha cancelado, tienes derecho a una serie de compensaciones por parte de la aerolínea. Una genérica de entre 250 y 600 euros en función de la distancia del viaje que se tenía previsto cubrir.

Pero hay otras dos, según explica Sánchez, que pueden ser reclamadas por el cliente. Una es para cubrir las posibles pernoctaciones necesarias. La otra para sufragar la manutención durante las horas o días en los que el consumidor esté a la espera.

“En muchos casos no pagan esas compensaciones económicas, porque muchos de los consumidores no reclaman porque desconocen que tienen esos derechos y las aerolíneas se saltan la obligación de informarles de ello”, asegura el portavoz de Facua.

El último paso es la vía judicial. El consumidor puede presentar un escrito de denuncia en el juzgado. Hasta 2.000 euros de indemnización no es necesario ni abogado ni procurador.

¿Y si el billete es para los próximos días?

Si tienes un billete ya comprado para viajar próximamente con Vueling, no lo tienes fácil. Según la organización de consumidores, sobre el papel tienes derecho a la cancelación del contrato por una “pérdida de confianza razonada y justificada por el caos de los últimos días”.

Pero en muchos casos los billetes de avión suelen contemplar una penalización por la devolución. O, directamente, prohíben devolverlo. “Existe una causa de fuerza mayor que genera pérdida de confianza pero si Vueling se niega hay que denunciar e ir a los tribunales pero tu dinero lo tiene Vueling”, advierte el portavoz de Facua.

“Te la estás jugando a que ganes o no el caso en caso de reclamar el dinero y la devolución y comprar en paralelo otro billete con otra aerolínea a última hora”, apunta.