Vueling

Fomento y Generalitat aumentan la presión sobre Vueling para atajar el caos aéreo

La ministra de Fomento, Ana Pastor, recuerda a la aerolínea que debe compensar a los pasajeros y que el caos no le saldrá "gratis".

Un avión de Vueling maniobra cerca del Prat.

Un avión de Vueling maniobra cerca del Prat.

  1. Vueling
  2. Líneas aéreas
  3. Aeropuerto de Barcelona
  4. IAG
  5. Ana Pastor Julián (Política)

Crece la presión institucional para atajar la crisis aérea provocada por los retrasos y las cancelaciones que han afectado a miles de pasajeros de Vueling. Tras una reunión esta tarde con la aerolínea, Fomento ha exigido a Vueling que presente un plan de contigencia que le permita hacer frente a la demanda de vuelos de este verano. Así lo ha explicado el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, en declaraciones a los medios.

El 'número dos' de Ana Pastor explicó que se les va a exigir que informen de todos los medios de los que dispondrán así como el "cumplimiento estricto de todos los derechos que tienen los pasajeros".

La ministra de Fomento ha recordado esta mañana que "incumplir los derechos de los pasajeros no sale gratis a nadie". En declaraciones a los medios de comunicación tras su participación en un curso de verano de la Universidad Menéndez Pelayo ha indicado que "parece que está habiendo un incumplimiento de los 'slots' solicitados".

Por su parte, la Generalitat ha anunciado que convocará semanalmente a la aerolínea low cost a una comisión de seguimiento para supervisar cómo presta sus servicios. El Ejecutivo de Puigdemont no descarta imponer sanciones aunque de momento velará por acabar con el caos aéreo de la principal aerolínea del aeropuerto de Barcelona. 

Este martes, El Prat vivirá otra jornada complicada por la cancelación de hasta 18 vuelos de Vueling debido a la huelga en Francia. Otros 22 vuelos de la aerolínea 'low cost' de IAG serán también cancelados por el mismo motivo en otros aeropuertos españoles.  

Vueling no garantiza acabar con el caos

A pesar de los esfuerzos de la aerolínea para paliar la crisis, el propio director comercial de Vueling, David García, no puede garantizar que el caos que vive la aerolínea en los últimos días no se repita a lo largo del verano. En una entrevista a la radio catalana Rac 1 ha explicado que a la compañía le "está costando bastante volver a la normalidad en términos operativos".

El directivo atribuye la raíz de los problemas a la huelga de controladores en Francia de la pasada semana, que le obligó a cancelar 56 vuelos. "La huelga en Francia no es una excusa, es una explicación", recalcó.

Para minimizar el impacto de los retrasos y las anulaciones de vuelos, Vueling ha contratado a 34 pilotos y han aumentado un 40% el personal en las oficinas de ventas: "Es nuestra responsabilidad", ha apuntado.

Sólo esas 56 cancelaciones dejaron a 8.000 pasajeros en tierra que debían ser reubicados en otros vuelos y ha planteado que es difícil recolocar a tantos afectados en plena temporada alta. Ha subrayado que están mejorando la puntualidad y que las cancelaciones han descendido comparadas con los últimos dos días. En la mañana del lunes, la compañía del grupo IAG ha cancelado dos vuelos de los 700 previstos.

Vueling pidió el domingo disculpas por los retrasos y cancelaciones que se están produciendo en su base operativa del Aeropuerto de Barcelona-El Prat, que ha atribuido a "problemas de operativa". En un comunicado, asegura que la situación "está mejorando", ya que se están produciendo menos retrasos que en días anteriores.

La compañía afirma en el documento que los pasajeros que han sufrido una cancelación "han sido reubicados en los siguientes vuelos disponibles o bien se les ha ofrecido el reembolso del importe del billete" si han optado por no viajar, y que es la misma opción que han ofrecido a los pasajeros que han sufrido un retraso superior a las tres horas. Vueling ha abierto una línea de atención al cliente dedicada especialmente a los afectados por esta situación en el teléfono 93 122 08 51, e indica que puede consultarse el estado de los vuelos en su web y app.

Mostradores repletos de usuarios de Vueling.

Mostradores repletos de usuarios de Vueling. Efe

Sobre los pasajeros que han tenido que hacer colas, sostiene que "se ha ofrecido asistencia" mediante refrescos y comida, y que asumirá los gastos adicionales que hayan podido sufrir. Según el texto, la aerolínea está reforzando turnos de trabajo y contratando servicios extra para solucionar el problema: "En una difícil situación como es la actual, todos los trabajadores de Vueling estamos trabajando al máximo nivel para solventarlo con la mayor brevedad posible".