Sector inmobiliario

BBVA reafirma su visión optimista para la vivienda pese a la desaceleración económica

El servicio de estudios del banco estima que las ventas de viviendas crecerán un 6,5% en 2017 y un 3,5% los precios.

El sector inmobiliario, el principal beneficiado por la inversión extranjera.

El sector inmobiliario, el principal beneficiado por la inversión extranjera. EFE

  1. Sector inmobiliario
  2. Vivienda
  3. BBVA

La demanda de vivienda extranjera continúa impulsando el resurgir de los precios de la vivienda y la actividad inmobiliaria en España, que volverá a observar un repunte en la tasa de iniciación de nuevos inmuebles, según las previsiones de BBVA. La entidad estima que los visados de obra nueva se elevarán a 90.000 en 2017.

No obstante, existen riesgos a la baja para 2017 que contrastan con la fortaleza de 2016. “Estamos apreciando vulnerabilidad en las economías emergentes, pero también se ciernen riesgos sobre la economía española derivados del menor crecimiento de EEUU o el impacto del ‘brexit’” británico, explicó Félix Lores, economista de BBVA Research y uno de los autores del informe ‘Situación inmobiliaria’ en España.

.

.

Los precios de la vivienda están creciendo por la disminución de inventarios y por un cambio de expectativas hacia sesgo positivo, así como a que continuará la creación de empleo pese a la desaceleración. “La tendencia al alza se ha consolidado, aunque en unas comunidades más que en otras”, añade Lores.

La segunda mano, al alza

Para el 2017, el banco espera que continúe este reverdecer del 'ladrillo'. “Otras dos palancas de la demanda de vivienda son las políticas monetarias y el menor endeudamiento de las familias (...) El siguiente factor que impulsará la demanda son las expectativas”, apunta David Cortés, analista del banco.

En opinión de los economistas de BBVA, el desapalancamiento (reducción del endeudamiento) de las familia en un contexto de tipos negativos es un dato positivo que contribuirá a impulsar la concesión de crédito y a reducir las tasa de morosidad. "El progresivo descenso del inventario de vivienda nueva y la escasa salida al mercado de obra terminada están condicionando la elección de los hogares que, ante la escasez de vivienda nueva en los mercados más dinámicos, se están reorientando hacia el producto de segunda mano", explica el informe.

El mercado de suelo resurge

Según el informe, el mercado del suelo también muestra un mayor dinamismo. Los datos recogidos por el Ministerio de Fomento indican que el incremento de la superficie vendida durante 2015 se mantuvo durante el primer semestre de 2016. Tras un crecimiento de la superficie transada del 3,8% en 2015, en los seis primeros meses del año ésta aumentó el 19,2% en términos interanuales.

El incremento fue acompañado por una revalorización del precio medio tanto en el conjunto del pasado año (4,3%) como en el primer semestre del año en curso (5,9% interanual). "Otro de los datos positivos para la evolución del mercado es el incremento de la proporción de transacciones llevadas a cabo por empresas. Es decir, durante la crisis se observó cómo el mayor volumen de suelo lo adquirían personas físicas", apuntan en el informe.

Desde hace algunos trimestres, el peso de las personas jurídicas ha aumentado, de lo que se infiere la dinamización del mercado llega de la mano de las empresas del sector. "Esto es coherente con el ligero aumento que se está apreciando en la financiación concedida a empresas del sector: los préstamos hipotecarios para construcción de vivienda en el primer semestre del año creció tanto en número como en cuantía media en torno al 25% en cada caso", concluye BBVA.