Ministerio de Economía

Miguel Temboury renuncia como secretario de Economía por motivos personales

Abandona el cargo por motivos personales y retomará su puesto como abogado del Estado.

Miguel Temboury renuncia como subsecretario de Economía

Miguel Temboury renuncia como subsecretario de Economía Efe

Hoy ha sido día de despedidas en el Ministerio de Economía. El subsecretario de Economía y Competitividad, Miguel Temboury, ha celebrado esta mañana una copa de despedida en el Ministerio como punto y final a su trayectoria en Economía. El Consejo de Ministros ha aprobado hoy su cese, que se produce por motivos personales y se reincorporará como abogado del Estado, plaza que obtuvo en 1996 y de la que está en excedencia desde el año 2004.

La salida de Temboury deja otra vacante entre los altos cargos del Gobierno que, al estar en funciones, no podrá reponer a nadie en su puesto. Sus funciones serán asumidas por Alfredo González-Panizo, actual responsable de la Secretaría General Técnica. El paso de Temboury por el Ministerio ha sido clave dada la gravedad de la situación que ha atravesado España en estos años y la profundidad de las reformas adoptadas. Pero no solo eso, el papel de Temboury también era de actuar de nexo de unión entre el ministro Luis de Guindos y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

Su buena relación con la vicepresidenta hizo que sonara como uno de los candidatos a ministro de Economía en un gobierno renovado del Partido Popular que todavía no ha llegado. Sin embargo, su salida del Ministerio le aleja de la primera línea de la política.

Dado su perfil técnico, fue el encargado de poner la letra en algunas de las melodías económicas que componía el Ministerio a contrarreloj y que el propio Guindos expone en su último libro, España amenazada. Por ejemplo, tuvo un papel clave en el desarrollo de la Ley de Segunda Oportunidad o el Código de Buenas Prácticas de los bancos, que ha beneficiado desde el año 2012 a más de 40.000 familias a la hora de reestructurar su deuda o ejecutar la dación en pago.

Entre Rato y Guindos

Temboury obtuvo la plaza de abogado del Estado en el año 1996, aunque su carrera se vinculó rápidamente al Gobierno de José María Aznar. Lo hizo de la mano del ex vicepresidente y exministro de Economía, Rodrigo Rato, como asesor de su Gabinete para el Consejo de Ministros. Estuvo en ese cargo hasta el año 2002, cuando pasó al Ministerio del Interior como director del Gabinete.

El nombre de Rodrigo Rato tardaría todavía unos años en volver a cruzarse en su camino. Con la victoria del PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero, Temboury pidió la excedencia y dio el salto al sector privado. Primero fue socio de Pérez-Llorca en el Departamento de Derecho Administrativo y Sectores Regulados y posteriormente fundando su propio bufete: Temboury Abogados. Ese mismo año fue designado también presidente de la Corte de Arbitraje de Madrid.

En su firma estuvo hasta el año 2012 cuando fue requerido por el Ministerio de Economía para ocupar el cargo de subsecretario que ha abandonado hoy. Su nombre ocupó los titulares de prensa en 2014, cuando el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu le citó para declarar como testigo en el caso Bankia. Su posición no dejaba de ser delicada, ya que formaba parte del equipo de Guindos, pero declaraba en el juicio en el que estaba implicado su exjefe, Rodrigo Rato.

El propio ministro Guindos reconoció que Temboury mantuvo contactos con el entonces consejero delegado de Bankia, Francisco Verdú, con el exdirector general adjunto del Gabinete de Presidencia de Bankia, Luis Maldonado, y con el director general de Política Económica, Antonio Carrascosa, tres días antes de la dimisión de Rato como presidente de la entidad. El caso Bankia todavía está en los tribunales a la espera de conocer si se produjeron irregularidades en la salida a bolsa de la entidad.