Presentaron el libro 'España Amenazada'

Rajoy arropa a Guindos tras el 'caso Soria' y elude hablar del 'caso Barberá'

El ministro de Economía ha presentado su libro en una conferencia en la que no ha admitido preguntas y en la que nadie se ha acordado de Barberá ni de Soria.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a Luis de Guindos.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a Luis de Guindos. Efe

Después de un día muy complicado, en el que el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, tuvo que explicar ante la Comisión de Economía del Congreso el caso Soria, la plana mayor del Partido Popular ha querido arroparle en la presentación de su libro España amenazada. Su principal apoyo ha sido el del presidente, Mariano Rajoy, quien ha elogiado la labor de su “amigo Luis” al frente del Ministerio y le ha definido como “un hombre apasionado por servir a su país”.

Sin embargo, el presidente se ha olvidado de otros viejos amigos que están dando muchos quebraderos de cabeza a los líderes populares. En primer lugar, no ha habido ninguna mención a la exalcaldesa de Valencia y actual senadora, Rita Barberá, que se encuentra presionada por la Justicia y que ha renunciado a su puesto en el PP, pero no a su cargo de senadora. Tampoco ha hecho alusión al exministro de Industria José Manuel Soria, quien tuvo que renunciar a su nombramiento a director ejecutivo del Banco Mundial tras el escándalo público que generó su nominación. En los agradecimientos del libro, Guindos menciona a dos personas del Gobierno, Rajoy y Soria, pero Soria se cayó de los agradecimientos en la presentación.

Desde el primer momento quedó muy claro que los dos líderes del Gobierno no iban a admitir preguntas de una sala abarrotada de periodistas. Mejor así para que nadie se acordara de Barberá, o de Soria. El acto se convirtió rápidamente en una excusa para hacer campaña. Guindos aprovechó la presencia de las cámaras de televisión para pedir “que se imponga la cordura y tengamos pronto un gobierno presidido por Mariano Rajoy”.

No sólo eso, también ha querido depositar sobre los hombros del presidente el que considera el mayor mérito económico de la Legislatura: evitar el rescate de España. “Fue la persona que en el año 2012 evitó el rescate”, ha asegurado el ministro, para quien el libro es “fundamentalmente el reconocimiento a un equipo, el consejo de ministros, liderado por mariano Rajoy. Te agradezco enormemente tu presencia hoy aquí”.

Para el ministro, “España no se puede permitir tirar por la borda el esfuerzo realizado durante todos estos años”, ya que la inercia del crecimiento “no va a durar para siempre”. Como cualquier acto de precampaña que se precie, también hubo referencia al miedo: “Si no somos capaces de formar gobierno, podemos caer en otra crisis como la de 2008”, ya que “las peores crisis económicas son las que tienen un origen político.

Rajoy tomó el testigo de Guindos con las advertencias: “Estar sin gobierno es malo, contraproducente y muy pernicioso para la confianza económica. Hace daño, y mucho, a la economía española”. Para el presidente en funciones, “ya se perciben señales que deberían preocuparnos”, lo que es “el coste de la falta de gobierno”.

Para evitar que esta situación se prolongue, el presidente en funciones se ha dirigido directamente al líder de los socialistas, Pedro Sánchez, a quien ha pedido que acabe con el "bloqueo político" que vive España. Rajoy ha advertido que el país "no puede seguir bloqueado por el empecinamiento de quien no quiere admitir su derrota"

El momento crucial

Guindos y el propio Rajoy han recordado cómo España consiguió librarse del rescate en el peor momento de la crisis, en el año 2012 y que en su opinión, hubiese sido lo peor para España. "Me di cuenta cuando negociamos el rescate de Grecia", ha explicado Guindos, en ese momento fue cuando el ministro percibió las dificultades de la delegación que venía de Atenas para negociar unas condiciones favorables para el país y sus ciudadanos.

Se consiguió evitar el rescate completo, claro, ya que sí hubo un rescate financiero, en especial para tapar los agujeros de las antiguas cajas. Los líderes del PP ya hablan abiertamente de rescate y no de “asistencia financiera” como hacían en un primer momento.

Rajoy ha explicado que “muchos consideraban que a España le quedaban dos opciones, salir del euro o pedir el rescate de la economía”, pero que desde el Gobierno se confiaba en una vía alternativa: “adoptar las medidas estructurales para recuperar la competitividad de la economía española” y así revertir la crisis económica.

Guindos ha asegurado que lo más importante fue evitar el rescate de España y para eso, lo más importante fue recibir la asistencia financiera de los socios europeos: “Fue el muro para evitar que España tuviera que pedir el rescate”. Y lo más importante de todo, para el ministro, “no fue el préstamo, ni el capital ni las provisiones, fue la transparencia”.

Tras el acto, algunos de los altos cargos del PP presentes en la presentación han querido zanjar el ‘caso Barberá’ tras su salida del partido. El portavoz parlamentario del Grupo Popular, Rafael Hernando, ha asegurado que la exalcaldesa de Valencia ya “está fuera” del PP, aunque no abandonará su cargo de senadora.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Margallo ha ido un paso más lejos al asegurar que a salida de Barberá “exonera al partido de cualquier responsabilidad”. Para Margallo, "es una decisión que ella ha tomado y que entiendo que la ha tomado por el bien del partido y del Gobierno, del presidente y de España".