Banco Mundial

Economía asegura que no hubo ‘conflicto de intereses’ en la elección de Oliver Wyman

El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, trabajó para una filial de ese grupo hasta unos meses antes de su nombramiento.

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos.

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos.

El Ministerio de Economía asegura que no hubo conflicto de intereses en la contratación en 2012 de Oliver Wyman para revisar la salud del sistema financiero español, a pesar de que el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, había trabajado para el Grupo Oliver Wyman hasta sólo unos meses antes. “La selección se realizó en base a principios de idoneidad, precio y ausencia de conflicto de intereses para llevar a cabo el trabajo”, en un comunicado remitido a EL ESPAÑOL.

El candidato designado ahora para ocupar el puesto de José Manuel Soria en el Banco Mundial trabajó hasta 2011 en NERA Economic Consulting, filial del Grupo Oliver Wyman. La matriz de todas ellas es una de las mayores empresas de correduría de seguros del mundo: Marsh. En aquel momento, ni Jiménez Latorre ni el Ministerio de Economía desvelaron su vinculación con la firma de consultoría a través de NERA.

El Ministerio de Economía asegura a este periódico que fue este organismo quien “encargó al Banco de España, a mediados de 2012, iniciar el proceso para la evaluación del sector financiero español por dos expertos independientes. Con este fin, el Banco de España contrató a Roland Berger y Oliver Wyman, mediante un proceso competitivo, en el que participaron los principales operadores del mercado con capacidad para ofrecer estos servicios”. El Ministerio también señala que en el proceso también participó el Banco Central Europeo (BCE).

El problema no radica en quién realizó la contratación, sino en la selección de Oliver Wyman, en un contrato valorado en 7,2 millones de euros que fue criticado por el Tribunal de Cuentas. "No obstante, la empresa de auditoría adjudicataria no fue seleccionada por el Banco de España, sino que lo fue por las autoridades autoras del encargo", según señala el Tribunal, en referencia al Ministerio de Economía.

Según el Tribunal de Cuentas, el importe de este contrato se fijó “a tanto alzado”, esto es, sin que tuviese un desglose de las diferentes partidas que lo conformaban, y su precio se fijó “aplicando criterios tales como la composición de los equipos (cuantitativa y cualitativa) y las horas de trabajo estimadas”. El propio informe del Tribunal de Cuentas recoge que el Banco de España alegó que la valoración del contrato se había estimado así “por motivos de urgencia”.

Relación empresarial

Jiménez Latorre trabajó para NERA Economic Consulting (Marsh & McLennan) entre 2004 y 2011. Fue director asociado de la firma en España, donde lideró el área de política de Competencia en Madrid, según el currículum que el propio ex secretario de estado remitió a la OCDE. El Ministerio asegura que Oliver Wyman y NERA son empresas “independientes en su funcionamiento con personal y medios distintos. Ninguna relación por tanto con la anterior experiencia profesional del entonces secretario de Estado de Economía”. Sin embargo, según el organigrama de Marsh, Nera es dependiente del Grupo Oliver Wyman.

Organigrama de Marsh

Organigrama de Marsh

El Ministerio también destaca el perfil de Oliver Wyman. “Es una compañía con una alta especialización en el sector financiero y una de las referencias para este tipo de ejercicios de evaluación”. Lo argumenta en base a sus trabajos en el pasado. “En 2013, fue seleccionada por el Banco Central Europeo (BCE) para la preparación e implementación del ejercicio de valoración realizado en la puesta en marcha del Supervisor Único Europeo, lo que demuestra la idoneidad de su elección por parte de la Administración española en 2012".