Cuentas públicas

El FROB eleva sus pérdidas por un "error" al valorar su participación en BFA (Bankia)

Sus números rojos ascienden a 1.523 millones de euros frente a los 1.293 millones que el organismo anunció en junio.

Luis de Guindos en los cursos de verano de la UIMP en Santander

Luis de Guindos en los cursos de verano de la UIMP en Santander Efe

  1. FROB
  2. Cuentas públicas
  3. Bankia

El Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB) reconoce que, debido a un error contable en BFA (Bankia), las pérdidas del organismo público han aumentado en 230 millones de euros más de lo anunciado previamente. De este modo, el deterioro en las cuentas de BFA Tenedora de Acciones alcanza los 993 millones de euros, en lugar de los 763 que el FROB había comunicado.

En consecuencia, el resultado del ejercicio ha supuesto unas pérdidas de 1.523 millones de euros, en vez de las pérdidas de 1.293 millones de euros publicadas el pasado 22 de junio, quedando de este modo reducido el activo total a 19.557 millones de euros y los fondos propios a 77 millones de euros. 

El organismo, en un comunicado publicado el 3 de agosto, asegura que se trata de un error "tolerable" que se ha subsanado y que no modifica las conclusiones finales de los resultados de 2015 del FROB.

Además, el fondo afirma que el error ya ha sido registrado en las cuentas del organismo, quedando reflejado en las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2016, tal y como prevé la normativa al respecto, señala. El FROB ha manifestado que este error no tiene ningún impacto a efectos de contabilidad nacional.

El organismo dependiente del Ministerio de Economía informó en un primer momento de que las pérdidas se explicaban ante el deterioro de la valoración de las participaciones en BFA (Bankia), en el 'banco malo' Sareb y Banco Mare Nostrum (BMN).

De este modo, el activo total del FROB queda reducido a 19.557 millones y los fondos propios a 77 millones. 

Solvencia a medio plazo

En el primer balance de resultados, las disminuciones de valor de las participaciones en el capital de BFA y BMN suponían un impacto negativo total en las cuentas del FROB de 907 millones de euros, de los que 763 millones correspondían a BFA y 144 millones a BMN.

Durante el año 2015, el FROB registró movimientos de provisiones relacionadas con garantías otorgadas en diferentes procesos de venta de entidades, como el de la CAM a Banco Sabadell o de Banco de Valencia a CaixaBank. En este caso, el impacto en la cuenta de resultados ha sido positivo en 134 millones de euros.

El director del organismo, Jaime Ponce, aseguró entonces que todavía existía una posición de tesorería suficiente para hacer frente a sus compromisos a medio plazo. A cierre de mayo de 2016, el importe de la tesorería no comprometida a corto plazo del FROB asciende a 1.138 millones de euros, que se compone a su vez por unas inversiones netas de 3.781 millones, colocados en activos de Deuda Pública del Estado y cuentas corrientes remuneradas en entidades de crédito.

Las deudas a corto plazo de 2.505 millones de euros nominales más 138 millones de cupón como consecuencia de la amortización el próximo mes de julio de una emisión de bonos simples emitidos por el FROB en julio 2011.