Merlin Properties

Fusión de Merlín y Metrovacesa para crear un gigante inmobiliario

El nuevo grupo tendrá a Banco Santander como principal accionista y activos valorados en cerca de 10.000 millones.

Ismael Clemente es el presidente de Merlin.

Ismael Clemente es el presidente de Merlin.

  1. Merlin Properties
  2. Metrovacesa
  3. Fusiones de empresas
  4. Sector inmobiliario

Merlín Properties, el gigante inmobiliario impulsado por fondos de inversión internacionales, y Metrovacesa, controlada por Banco Santander, han acordado fusionarse para dar origen al primer grupo inmobiliario español y uno de los mayores de Europa, dado que sumará activos por valor de 9.317 millones de euros.

La operación dará lugar a la constitución de dos sociedades filiales, una que ostentará la cartera de patrimonio terciario y otra la de viviendas en alquiler. Una de ellas ostentará la cartera de patrimonio terciario (oficinas, centros comerciales y logísticos), que nace con una superficie total de tres millones de metros cuadrados, un valor de 9.317 millones de euros y capacidad de generar rentas de 450 millones de euros.

La otra firma integrará todo el patrimonio de viviendas en alquiler de las dos sociedades, valorado en 980 millones de euros, que facturará unos 35 millones de euros.

Control de Santander

Como resultado de la fusión, Santander alcanzará una participación del 21,95% en el capital social de Merlin y 46,21% en el capital social de Testa Residencial y será el principal accionistas de ambas filiales. Así, como resultado de la operación, Santander, actual accionista de control de Metrovacesa, con un 70% de su capital, será el primer accionista individual de la nueva Merlín y de Testa Residencial, dado que tendrá un 21,9% y 46,21% de estas firmas, respectivamente.

BBVA, que actualmente tienen un 20,5% en Metrovacesa, ostentará un 6% de la nueva Merlín y un 13% en la firma de viviendas, mientras que Banco Popular convertirá su actual 9,1% de la inmobiliaria en un 2,86% de Merlín y un 6% de la firma residencial. Los bancos se han comprometido a mantener estas participaciones en la nueva compañía durante al menos seis meses y han otorgado un derecho de adquisición preferente a los socios de la actual Merlín. El resto de accionistas de la nuevas empresa fusionada serán los actuales accionistas de Merlín, en su mayor parte fondos de inversión, entre los que destaca BlackRock.

"La ejecución de la integración está sujeta a la aprobación de las autoridades de defensa de la competencia y a la aprobación de las juntas generales de accionistas de Merlin y Metrovacesa", dijo el banco. La fusión de las dos compañías se produce justo después de que la Socimi Merlin (un tipo de vehículo de inversión con ventajas fiscales para sus socios) cierre la compra de Testa a Sacyr y apenas unos meses después de que Metrovacesa, actualmente controlada por el Santander, concluyera su reestructuración.