Directivos

Del castillo al parqué: la nobleza se perpetúa en el Ibex 35

Una decena de empresas del Ibex sientan en sus consejos de administración a marqueses y condes.

La nueva consejera de Inditex, Denise Kingsmill.

La nueva consejera de Inditex, Denise Kingsmill. Getty Images

Denise Kingsmill es baronesa y desde el próximo mes de julio también será consejera independiente de Inditex. No es la única ‘noble’ en la cúpula de la empresa textil. Y tampoco es una excepción en la élite empresarial española. Durante los últimos años, los consejos de administración de las grandes compañías se han poblado de marqueses y marquesas, condes y, también, de sir británicos.

Al menos una decena de compañías del selectivo español cuenta con un noble en su consejo de administración. FCC, con la familia Koplowitz, e IAG (Iberia), con tres aristócratas, siguen aglutinando el mayor número, con tres cada uno. Los hay de nuevo cuño, como Juan Miguel Villar Mir (OHL y Abertis) y otros, heredados.

El último movimiento, en Inditex

El último guiño a la nobleza es el de Inditex con la llegada de Kingsmill, una abogada laboralista de 69 años con gran experiencia en consejos de grandes empresas y en el mundo de la moda, que batalló en el pasado contra las modelos excesivamente delgadas.

Tienda de Zara en Barcelona.

Tienda de Zara en Barcelona. Reuters

No es la primera vez que la empresa fundada por Amancio Ortega se fija en un título nobiliario. Carlos Espinosa de los Monteros (72 años), marqués de Valtierra, es vocal y exvicepresidente del gigante textil y también Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España (con rango de Secretario de Estado). Lleva en el consejo desde mayo de 1997.

IAG mira al noble británico

Kingsmill mantendrá dos puestos en consejos de administración en España. El otro es el de IAG, matriz de Iberia tras su fusión con British Airways, con tres nobles entre las filas de su cúpula. Al de la baronesa, se suman otros dos. Uno es Sir Martin Broughton (69 años), expresidente de la aerolínea británica y vicepresidente de IAG.

La otra, Majorie Scardino (69 años). Hasta 2012 fue consejera delegada del grupo Pearson, antiguo propietario del histórico diario económico Financial Times. Fue nombrada dama, el equivalente femenino en el Reino Unido al honor de sir o caballero. Hoy es consejera no ejecutiva en IAG, pero también lo es en otras compañías, como la red social Twitter.

FCC, el ‘rey’ de la nobleza

El otro importante granero de nobles en el Ibex es FCC. Y hay un apellido clave: Koplowitz. Esther Koplowitz Romero de Juseu (62 años) y su hermana Alicia heredaron de su madre, fallecida en 1968, un condado y tres marquesados. Ella es marquesa de Peñalver.

Esther Alcocer Koplowitz, presidenta de FCC.

Esther Alcocer Koplowitz, presidenta de FCC. Gtres

Sus dos hijas, también presentes en el consejo de administración, ostentan igualmente títulos nobiliarios. Alicia Alcocer Koplowitz fue nombrada presidenta de la compañía constructora en mayo de 2015. Es marquesa de Campo Florido. Su hermana, Carmen, es consejera y ostenta el título de condesa de Peñalver.

Villar Mir, marqués de la mano de Juan Carlos I

Marqués de Villar Mir “por su destacada y dilatada trayectoria” empresarial y por estar “al servicio de España y de la Corona”. El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir (84 años) se convirtió en noble en 2011 y, de paso, en uno de los directivos con mayor alcurnia del Ibex. Lo logró el mismo día que el Rey Juan Carlos I decidió convertir en aristócratas al seleccionador Vicente del Bosque y al escritor y Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.

Con su marquesado, Villar Mir llevó la nobleza a la alta dirección de su constructora y, de rebote a otros dos consejos del Ibex en los que está presente, porque también es consejero de Banco Santander y de Abertis. Es vicepresidente de la empresa concesionaria de autopistas. Sin embargo, a partir del próximo viernes perderá uno de esos ‘galones’. OHL dejará el Ibex 35 por no cumplir los requisitos de capitalización y de liquidez necesarios para estar en el selectivo.

Villar Mir en una presentación de resultados de OHL

Villar Mir en una presentación de resultados de OHL E. E.

Villar Mir es uno de los once empresarios que lograron título nobiliario de la mano de Juan Carlos I que, en total, concedió 47 distinciones durante su reinado. Uno de esos títulos ya ha pasado de generación en generación, pero aún permanece en el Ibex. El anterior monarca concedió el marquesado de Pedroso de Lara al fallecido editor del Grupo Planeta, José Manuel Lara Hernández. Hoy, ese título está en manos de José Manuel Lara García (39 años) tras el fallecimiento de su padre (José Manuel Lara Bosch) en enero de 2015. Lara García es consejero de Banco Sabadell y Atresmedia.

Los títulos nobiliarios también llegan a Técnicas Reunidas. En la empresa de ingeniería, figura como consejero Diego del Alcázar y Silvela, marqués de la Romana, fundador de la escuela de negocios Instituto de Empresa (hoy IE Business School) y expresidente del grupo Vocento.

Los que ya no están

Estos no son los únicos representantes de la nobleza que han ocupado sillones en las cúpulas empresariales. Desde 2014 se han repetido las salidas de aristócratas de compañías como Ferrovial, BBVA o Telefónica.

En 2014, Lord (Terence) Burns dimitió como consejero en el Banco Santander, mientras que Javier Godó (tercer conde de Godó y Grande de España) abandonó ese cargo en Caixabank. En 2015, salieron Fernando Falcó (marqués de Cubas) de FCC; Jaime Carvajal Urquijo (marqués de Isasi) de Ferrovial, y Carlos Espinosa de los Monteros (marqués de Valtierra) de Acciona.

Ya este año ha habido, al menos, dos bajas destacadas. Una de ellas es Ramón Bustamante y de la Mora (marqués de Villatorre y vizconde de Cabañas) que salió del consejo de BBVA en el mes de febrero en lo que se entendió como un movimiento de Francisco González para deshacerse de cualquier vínculo con Rodrigo Rato. La otra es la del exjefe de la Casa Real y vizconde del Castillo de Almansa, Fernando de Almansa Moreno-Barreda, que ocupaba el puesto de consejero independiente de Telefónica.

El caso de los Abengoa es distinto. Es una salida obligada, pues la compañía dejó de cotizar en el Ibex en noviembre de 2015 tras el desplome de sus acciones con el preconcurso de acreedores. En la firma andaluza se encuentra Javier Benjumea, marqués de Puebla de Cazalla.

Nobleza sin Ibex

José Manuel Lara Hernández no fue el único editor que recibió un título nobiliario durante el reinado de Juan Carlos I. El del diario ABC, Guillermo Luca de Tena y Brunet, logró en 2003 la distinción de Marqués del Valle de Tena, con dignidad de Grande de España. Falleció en 2010. También Javier de Godó y Muntañola, editor de La Vanguardia, sumó al título Conde de Godó el de Grande de España en el año 2008.

Marcelino Oreja Aguirre (81 años), expresidente del grupo FCC, fue otro de los agraciados en la recta final del anterior reinado. El exdirectivo, político y diplomático logró en 2010 el Marquesado de Oreja. Él ya no está en el Ibex, pero sí su hijo Marcelino Oreja de Arburúa, consejero delegado de Enagás.

Completaron el listado de nobles gracias a Juan Carlos I dos banqueros: Alfonso Escámez (presidente del Banco Central), nombrado marqués de Águilas; y José Ángel Sánchez de Asiain (presidente de Banco de Bilbao), como marqués de Asiain. Mientras, Carmen Arias Díaz de Rábago (viuda del empresario Pedro Barrié), fue nombrada Condesa de Fenosa. Quien fue presidente de Dragados, Antonio Durán Tovar, recibió el título de marqués de la Ribera del Sella; y el fundador del grupo Eulen y dueño de Vega Sicilia, David Álvarez, fallecido el pasado año, fue nombrado marqués de Crémenes.