banca

“La gente es más discreta con el banco que con Facebook”

Goirigolzarri cree que la transformación digital abre oportunidades, empezando por la reducción de costes.

Goirigolzarri, presidente de Bankia.

Goirigolzarri, presidente de Bankia. Efe

  1. José Ignacio Goirigolzarri
  2. Banca
  3. Bankia
  4. Fintech

Acaba de cumplir tres años al frente de Bankia y todo ha cambiado, para bien, en la entidad financiera que tuvo que ser rescatada por el Estado en 2012 con la mayor inversión pública de la historia (22.400 millones de euros). José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, reflexiona, en el marco del Foro Anual del Consejero, sobre el camino recorrido y los retos a los que se enfrenta la entidad, el primero de ello, la progresiva salida del accionariado de su dueño, conforme marca la hoja de ruta de Bruselas.

El banquero vasco sacó pecho sobre la situación actual de Bankia, resultado de fusión de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco cajas. “Ahora somos el único banco europeo que ha complido su plan de reestructuración. Somos líderes en eficiencia, solvencia y en rentabilidad (ROE). Por tanto, a futuro, queremos mantener esto. Dicho esto está claro que nos falta que se produzca un hecho: la privatización. Es un objetivo para nosotros pero la decisión no es nuestra, sino del Gobierno. Es la siguiente estación que nos espera”, explicó.

Un ahorro millonario en dietas

“Venía de una fusión de siete entidades y yo, en toda mi carrera, he participado en 31 integraciones, pero con un máximo tres a la vez. Estábamos en situación de estrés y el abismo era muy negro. Desde esa perspectiva pensábamos que teníamos que empezar por arriba. Dedicamos cinco meses para definir unos valores y hemos hecho un gran esfuerzo de comunicación. Ningún resultado ni objetivo puede transgredir valores”, explicó Goirigolzarri en un coloquio moderado por el director de El País, Antonio Caño.

En este sentido, el ex consejero de BBVA destacó la gran responsabilidad en que incurrieron los actuales miembros del consejo de administración de Bankia y las dificultades para encontrarlos. “Es la primera vez que entro en un consejo y todos los hacemos al mismo tiempo. (...) Teníamos que dotarnos de un consejo de valía y un pasado profesional impoluto. Nos acompañamos de un headhunter (cazatalentos). La primera duda que tuve es si esa gente que habíamos seleccionado iba a decir que sí, porque hoy es fácil, pero en 2012 asumieron un grave riesgo reputacional y todos teníamos que ser ejemplares”.

“Bankia tenía dos características diferenciales. Venía de una fusión de siete entidades. Yo he participado en 31 integraciones en toda mi carrera, pero con un máximo tres a la vez. Estábamos en situación de estrés y el abismo era muy negro. Desde esa perspectiva pensábamos que teníamos que empezar por arriba. Dedicamos cinco meses para definir unos valores y hemos hecho un gran esfuerzo de comunicación. Ningún resultado ni objetivo puede transgredir valores”.

En este sentido, una de las grandes decisiones que tomó el nuevo consejo de administración de la nacionalizada Bankia fue cambiar la política sobre los consejeros y empresas en la órbita del banco, como por ejemplo, la cartera industrial. “La primera decisión fue cambiar la política sobre filiales. En lugar de consejeros externos profesionales de Bankia. Nos ahorramos 7 millones de euros en dietas tras el cambio de 800 personas que ya no cobraron dietas”, señaló.

Transformación digital y nuevos competidores

“La digitalización está suponiendo muchos cambios en el sector bancario, pero hay que verla como una gran oportunidad, un reto, pero no una amenaza. Se trata de una fuente de oportunidades por dos cosas: reducción costes y relación con clientes. Cuando mira la situación actual. Nuestros clientes ya han decidido ser ‘virtuales’. Sólo el 11% de las operaciones banales se producen en las oficinas. Por ejemplo, el 45% del crédito al consumo se está contratando por internet y un tercio de los clientes son virtuales”, reveló Goirigolzarri sobre el grado de transformación digital de Bankia.

“Vamos hacia un futuro más virtual y con un modelo híbrido, pero la velocidad de adopción va a depender de los clientes. En un mundo de creciente ‘tecnologizacion’, las personas van a ser muy importantes. Esa diferencia se va a producir en las personas y por eso estamos luchando e invirtiendo cantidades masivas en conocimiento. Hay que pasar de las musas al teatro y hacerlo. Eso es cada vez más posible. Por algoritmos que lo permiten y es un elemento urgente de supervivencia.

Sobre la amenaza de los nuevos actores que compiten con la banca tradicional, el responsable del cuarto mayor banco del país fue cuestionado sobre la capacidad de tecnológicas como Facebook de predecir mediante algoritmos eventos vitales como una boda, la compra de una casa y cómo un banquero puede aprovecharlo para ofrecer un crédito, Goirigolzarri bromeó con la realidad de este potencial ‘competidor’: “La gente es más discreta con el banco que con Facebook”.

Otro de los puntos de debate de la jornada fue la actual situación política y económica en España. En opinión de Goirigolzarri, la economía global va a tener crecimientos “muy discretos” por el sobreendeudamiento y la debilidad de algunas economías. “España ha tenido una entrada en 2016 con gran fuerza. Nuestro crecimiento ha sido superior al resto, pero se necesita crecimientos de más del 2,5% durante muchos años” para acabar con el drama del paro y lanzó un mensaje a los partidos políticos en plena carrera electoral ante el próximo 26-J. En su opinión, la responsabilidad de crear empleo la tienen los empresarios y, en un mundo global como el actual, la misión de los políticos en los gobiernos es “competir con otros gobiernos en atraer riqueza y talento. Esa es su obligación y no intervenir en la economía”.