Política fiscal

Ciudadanos promete no subir los impuestos y recortar la 'burbuja de gasto político'

El partido de Rivera considera que no se puede prometer de manera responsable bajar los tributos hasta 2018.

Albert Rivera en una intervención este lunes.

Albert Rivera en una intervención este lunes.

  1. Impuestos
  2. Ciudadanos
  3. Albert Rivera
  4. Gasto público

Ciudadanos se compromete a no subir los impuestos, pero cree que no se puede prometer de manera responsable bajarlos hasta el año 2018. El partido de Albert Rivera ha elaborado una nueva memoria económica de su programa electoral en la que tiene en cuenta el agujero fiscal causado por el incumplimiento del objetivo de déficit de 2015 por parte del gobierno de Mariano Rajoy. La desviación de 2015 fue de más de 10.000 millones sobre el gasto previsto.

El ajuste, según fuentes de Ciudadanos, se basará en “recortes a la burbuja de gasto político” y nuevas reformas estructurales. La más radical será la educativa, que será “ambiciosa”. Ciudadanos confía en que, con estas propuestas, la Comisión Europea será comprensiva con la situación de España y le concederá más tiempo para salir del Procedimiento de Déficit Excesivo (PDE) en el que está incluida desde 2009.

Los detalles de la memoria económica se darán a conocer el martes 7 de junio.

Albert Rivera anunció en el programa de TV Salvados que ha pedido a los expertos de su partido, encabezados por el economista Luis Garicano, que “calculen el agujero que ha dejado el PP para ajustar el programa (electoral)” de la formación con el fin de “vender confianza”.

Los economistas de Ciudadanos piensan que, según sus cálculos, España podría salir del PDE en 2018, pero ven casi imposible que se puedan bajar los impuestos este año y en 2017. De hecho, les parecen “imprudentes” los anuncios del PP sobre una nueva bajada de impuestos tras el fuerte ritmo de crecimiento económico.

España registró un déficit en sus finanzas públicas del 5,1% en 2015. Pero el gobierno sostiene que hay gastos que ascienden a 5.257 millones que no se volverán a producir en 2016 y que se han adoptado medidas de no disponibilidad de créditos por 2.000 millones en la Administración Central y de otros 2.000 millones en las comunidades autónomas. Además, Hacienda estima que las medidas de racionalización de la Administración permitirán ahorrar otros 729 millones más unos ingresos adicionales de 1.000 millones fruto de la lucha contra el fraude fiscal.

Los ingresos fiscales se verán aminorados en 4.091 millones debido a la última fase de la reforma fiscal del PP que entró en vigor este año.

Con estos números, el Gobierno se ha comprometido a alcanzar un déficit del 3,6% del PIB en 2016 y del 2,9% en 2017. La Comisión Europea prevé que el déficit se irá al 3,9% en 2016 y al 3,1% en 2017. Bruselas había prometido conceder un año extra a España para salir del Procedimiento de Déficit Excesivo. Sin embargo, la medida está en el aire después de que Alemania cuestionara la legalidad de esta extensión sin que antes se sancionara a nuestro país.