Empresas

Francia investiga a McDonald's por presunto fraude fiscal

Habría utilizado una sociedad en Luxemburgo para defraudar cerca de 75 millones cada año.

El logo de uno de los restaurantes de McDonald's en Bruselas

El logo de uno de los restaurantes de McDonald's en Bruselas

  1. Empresas
  2. McDonald's
  3. Fraude fiscal
  4. Evasión de impuestos
  5. Policía francesa

Francia acelera en su lucha contra las maniobras fiscales de las grandes multinacionales. Si esta semana, le ha tocado a Google 'recibir' la visita no deseada de la fiscalía gala, la semana pasada fue el turno del gigante de la comida rápida McDonald's.

La policía francesa registró su sede dentro de la investigación abierta contra la cadena estadounidense por presunto fraude mediante maniobras para la evasión fiscal de beneficios, según ha desvelado el periódico Les Echos.

El registro de la sede en la localidad de Guyancourt, en Yvelines, a las afueras de París, se produjo el 18 de mayo y fue efectuado por agentes del servicio especializado de lucha contra la delincuencia financiera.

El rotativo indicó que la Fiscalía Nacional Financiera se encarga de este procedimiento, sobre la base de la denuncia formalizada el pasado año por la antigua juez y eurodiputada Eva Joly, quien actúa de abogada del comité de empresa de los trabajadores de McDonald's en el oeste de París.

Fraude de 75 millones anuales

Joly estima que el gigante estadounidense ha defraudado al fisco francés unos 75 millones de euros anuales facturando el grueso de sus beneficios en Francia a una entidad en Luxemburgo mediante el pago de cánones. 

Según la acusación, McDonald's utiliza esa sociedad luxemburguesa que se presenta como la propietaria de los derechos de la marca para beneficiarse de las condiciones fiscales particularmente favorables en ese país. 

La operación policial en McDonald's se llevó a cabo seis días antes de que la misma sección antifraude de la policía francesa registrara la sede en París del gigante de internet estadounidense Google, sospechoso de utilizar artimañas del mismo tipo (en su caso desviando los beneficios a Irlanda) para evadir al fisco. 

En el caso de Google, la Fiscalía tiene puesto el foco principalmente en los pagos del impuesto sobre sociedades y en el IVA y los cargos que baraja son los de "fraude fiscal agravado y blanqueo de fraude fiscal agravado en banda organizada". Francia reclama al buscador unos 1.600 millones de euros.